AMBOS CON ENTRADA GRATUITA

Turismo natural en Corrientes: en el Iberá y Mburucuyá


La Reserva y el Parque Nacional son dos de las propuestas para visitar en el Interior provincial. Fauna, flora, campings y paseos son sus principales atractivos.

Con la llegada de las vacaciones, miles de familias de todo el país optan por el turismo natural, es decir, aquel en el que se está en contacto con la naturaleza y las comunidades o expresiones culturales de su entorno. La Argentina cuenta con una amplia oferta de áreas naturales protegidas, entre ellas la Reserva Provincial Iberá y el Parque Nacional Mburucuyá, en Corrientes. Ambos destinos son interesantes propuestas para visitar este verano.
 
PARQUE NACIONAL MBURUCUYÁ
 
El Parque Nacional Mburucuyá se ubica en el Noroeste de la provincia, a unos 11 kilómetros de la localidad del mismo nombre y a unos 150 de Capital. La Ruta Provincial Nº 86 atraviesa el parque de Este a Oeste, se llega por la Ruta Nacional Nº 12 y las provinciales 13 y 17. 
Se trata de 17.660 hectáreas que antiguamente pertenecían al danés Troels Myndel Pedersen. El hombre se estableció en los campos adquiridos por su padre en 1928 y realizó estudios de la flora del lugar. Siempre se preocupó de mantener en buen estado los ambientes naturales dentro de su propiedad: a pesar de tratarse de un establecimiento agropecuario, tenía pocos animales, los cultivos eran escasos y no se modificaron los bosques nativos, ni los palmares. Tampoco permitía la caza de la fauna silvestre. En 1991 dona los terrenos a la Administración de Parques Nacionales, entidad que creó el parque en 2001.
Los animales son abundantes y es fácil observarlos, incluso a la vera de la ruta. Existen 33 variedades de mamíferos, 309 de aves, 40 de reptiles, 28 de anfibios y 73 de peces. Entre ellos, se destacan los carpinchos, zorros de monte, corzuelas, yacarés, monos carayá, lobitos de río y aguará popé. También viven otros más difíciles de ver, amenazados de extinción, como el aguará guazú o el ciervo de los pantanos.
En cuanto a la flora, llama la atención la gran cantidad de lagunas circulares, que junto a esteros y cañadas conforman una nutrida oferta de ambientes acuáticos. Además hay pastizales naturales con palmares de yatay e isletas de monte en medio del pastizal, con especies paranaenses como el lapacho, el timbó, el laurel o la palmera pindó. También se encuentran árboles chaqueños como quebrachos colorados, urunday y viraró.
El parque está abierto todos los días de 7.30 a 20, aunque ciertos senderos tienen horarios reducidos dependiendo de la época del año, la entrada es libre y gratuita. Se dispone de zona de camping con agua potable, duchas, mesadas, fogones y sanitarios. Como el lugar no cuenta con proveeduría, es necesario ir hasta Palmar Grande o Mburucuyá para abastecerse. Esta última localidad y Saladas también poseen hospedajes.
 
RESERVA 
PROVINCIAL IBERÁ
 
La Reserva Provincial Iberá ocupa el 14 por ciento del territorio correntino, con 1.300.000 hectáreas, de las cuales 700.000 conforman el parque turístico. Si bien se puede acceder desde distintas localidades, se recomienda hacerlo por Colonia Carlos Pellegrini, a 120 kilómetros de Mercedes por la Ruta Provincial Nº 40.
Considerada un sitio inhóspito, el naturalista francés Alcides D'Orbigny fue el primero en destacar la belleza de la zona, luego de adentrarse en el corazón de los esteros. Después de varios intentos fallidos por crear un parque nacional debido a cuestiones políticas, el Gobierno de Corrientes declaró el lugar como Reserva Provincial en 1983.
Los esteros son un depósito de agua estancada, con una profundidad que no supera los tres metros y se encuentran cubiertos por plantas acuáticas. Bañados, lagunas, embalsados y cursos pluviales completan el paisaje. Sobre la superficie se ven irupés, camalotes, lentejas, repollitos, lirios y helechos pequeños. Por las costas se admiran jacarandaes, lapachos, ceibos, sauces, curupíes, timbóes, entre muchos otros.
Existen animales de todo tipo, ya sean mamíferos, reptiles, anfibios, insectos y aves. Destacan los yacarés, aguará guazú, ciervos de los pantanos, diversas serpientes, monos carayá, carpinchos, lagartos y tortugas. La lista es mucho más extensa.
Las actividades que se ofrecen son: avistamiento de aves, caminatas guiadas, paseos embarcados, entre otros. En el Centro de Interpretación Iberá se encuentran exposiciones y material ilustrativo sobre la historia, geografía y biología de la reserva.
El horario de visita es de 8 a 20 con entrada libre y gratuita, salvo que se quiera contratar un guía para realizar los senderos.
Quienes deseen hospedarse, deberán hacerlo en Carlos Pellegrini. Hay opciones para todos los presupuestos, desde camping hasta hoteles. Se recomienda tomar recaudos en el abastecimiento debido a la falta de cajeros, farmacias y estaciones de servicio en el pueblo.
Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :