SU PASO POR CORRIENTES

Diego Maradona será una leyenda inmortal


Verborrágico y con facetas personales e ideológicas con la que no comulgaba toda la sociedad. Aun así dejó un legado deportivo, alegrías y sensaciones en el pueblo de la Nación, cada vez que vistió la "celeste y blanca". Todo el mundo habló de él, deportistas y personalidades. A 26 años de su debut en Mandiyú, los ecos de su muerte golpean y se reflejan en todos los rincones del planeta.

Pasado el mediodía de ayer miércoles 25, falleció uno de los jugadores más importantes en la historia del fútbol a nivel mundial. Los argentinos sintieron el golpe. El mundo lo despidió, un doloroso adiós, con mensajes de todos los sectores. En sus 60 años, dejó una basta historia, en lo deportivo y Corrientes está marcado a fuego en su leyenda. Hijo de correntinos, visitaba siempre la provincia y hace 26 años debutaba como entrenador en Mandiyú. 
Hoy el mundo llora la muerte de Diego Armando Maradona. Futbolistas, instituciones deportivas, hinchas y millones de hinchas llenaron las redes sociales de mensajes de despedida. Que en paz descanse. Las calles de diferentes sectores de Buenos Aires se vistieron de llanto y gloria por el "10". 
La noticia sacudió a todos los ámbitos, porque Diego era una de las personas más conocidas en el mundo, junto con las palabras Coca Cola o Jesús, todos lo conocían. Por su fútbol, millones  de hinchas lloraron apenas se conoció la noticia del paro cardíaco. Las redes sociales se llenaron de mensajes de despedida, deportistas de todos los continentes lo recordaron y le rindieron homenaje. 
DEBUT COMO DT 
EN CORRIENTES
El 9 de octubre de 1994, uno de los mejores jugadores de fútbol de la historia mostraba sus primeras armas como entrenador. Fue con Mandiyú, un club significativo para Corrientes. Fue debut con derrota ante Rosario Central, por 2 a 1, en cancha de Huracán Corrientes.
Cuando terminó el partido mundialista entre Argentina y Nigeria el 25 de junio de 1994 las genialidades de Maradona y Caniggia que permitieron el triunfo nacional quedaron de lado. Todas las cámaras enfocaron al capitán del Seleccionado siendo llevado de la mano por una enfermera, luego se confirmaría el doping, la histórica conferencia del "me cortaron las piernas" y la eliminación.
La pena que se le impuso a Maradona fue de 15 meses de suspensión, pero no estaba inhabilitado para ser entrenador. Por lo que el por entonces propietario de Deportivo Mandiyú, Roberto Cruz, logró convencerlo para que sea el entrenador de un equipo que ya estaba en sus últimos momentos.
El 3 de octubre firmó el contrato que lo ligó con la institución y seis días después Maradona hizo su debut oficial en un partido válido por el Apertura de 1994. Al no disponer de un título habilitante, Maradona vio el partido desde la platea, parecía un león enjaulado, el equipo fue dirigido por su ayudante de campo, Carlos Fren.
El ciclo del astro al frente de Mandiyú comprendió un total de 12 partidos con una victoria, seis empates y cinco derrotas.
El único triunfo lo logró en la fecha 14, ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy por 3-0 en Corrientes.
Después, empató 0-0 con Ferro y Racing, 1-1 con Gimnasia y Banfield, 2-2 con River en el Monumental y 3-3 con Argentinos Juniors.
Además de la derrota ante Rosario Central, cayó por 2-1 con Independiente y San Lorenzo, por 2-0 con Newell's y por 4-0 con Belgrano de Córdoba. Mandiyú terminaría desapareciendo un año después, venía arrastrando varios años de una crisis económica que no pudo superar.
Luego Maradona se fue a Racing antes de volver a ponerse los pantalones cortos y volver a pisar la cancha, también jugó en Newells y retirarse finalmente en 1997. 
Maradona luego fue el entrenador de la Selección Argentina durante las Eliminatorias y el Mundial 2010. También dirigió a Al Wasl FC y Al Fujairah de Emiratos Árabes Unidos y Dorados de Sinaloa de México. Actualmente estaba al frente de Gimnasia y Esgrima de La Plata.
La llegada y la salida de Diego al club que hoy milita en la Liga Correntina regaló vaivenes y anécdotas dignas de rememorar.
Aquel 1994 había empezado lleno de ilusiones para Diego Maradona. Post 0-5 ante Colombia en el Monumental, la Selección Argentina del Coco Basile lo había ido a buscar para su vuelta al fútbol y, puesta a punto mediante, el "Diez" se había tomado en serio la responsabilidad de guiar a la albiceleste al Mundial de Estados Unidos en el repechaje ante Australia. Clasificados ajustadamente, solo quedaba enfocarse en la cita mundialista, que sería la última.
Del "me cortaron las piernas" de Estados Unidos, la convulsión en el mundo a buscar paz en Corrientes. Haciendo su primera experiencia como entrenador. El no había hecho el curso de técnico, así no se alejaba del fútbol. 
Mandiyú no salía del fondo de la tabla, pero contaba en sus filas con Sergio Goycochea, compañero del "10" en la Selección. "Goyco" fue quien le dio la idea a Roberto Cruz, el diputado menemista dueño del club, buscó el golpe de efecto y a fines de septiembre le acercó a Maradona la oportunidad que tanto esperaba. 
Se instalo en un hotel, sin su familia. En los papeles, Diego figuraba como ayudante de Fren. Se lo vio entonces, dirigiendo desde la platea hasta su cuarta presentación, ante Ferro en Caballito, cuando pudo ocupar el banco por primera vez. La Asociación de Técnicos le daría a tal fin un carnet honorario.
El paso de Maradona por Mandiyú no logró resultados. Fueron dos meses intensos, entre octubre y diciembre, desde el 2-1 en contra del debut ante Central hasta el empate 2-2 en un hostil Monumental tras ir ganando 2-0 contra el River de Américo Gallego, que a la postre saldría campeón invicto.
Entre las anécdotas más destacados de su paso por Corrientes, se pueden destacar los asados con los jugadores, adquirió dos lavarropas para la lavandera -que trabajaba a mano-, o cuando comía las tortas fritas que le cocinaba la misma empleada del club tirado en el pasto del campo de entrenamiento. También, junto a sus colaboradores, todas las tardes se metía al río en lancha a pescar dorados, que luego cenaba a la parrilla en el club Regatas.
El final llegó empujado por los resultados, a los que no ayudaban los problemas económicos que asolaban al club: sueldos impagos, deudas y promesas incumplidas. "Nos fuimos de Mandiyú con unas ganas enormes de seguir trabajando, pero no pudimos hacerlo. El presidente Cruz se metió en el vestuario, y en el vestuario mando yo", fue la frase de despedida. Aquel Mandiyú de Primera no duraría mucho más: se desmoronó y a los seis meses descendió y cerró sus puertas. 
La aventura correntina, con el tiempo, se convertiría en la piedra angular del Maradona como entrenador. 
HOMENAJES
Leo Messi, Cristiano Ronaldo, Pelé, Magic Jhonson, Emanuel Ginóbilli, Mario Kempes, Jorge Valdano, Oscar Ruggeri, por nombrar algunos, todos rindieron homenajes al 10. "Un día muy triste para todos los argentinos y para el fútbol. Nos deja pero no se va, porque el Diego es eterno. Me quedo con todos los momentos lindos vividos con él y quería aprovechar para enviarle el pésame a toda su familia y amigos. Qepd", aportó Messi.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :