SUS PROFECAS AN SORPRENDEN AL MUNDO

Solari Parravicini, el "Nostradamus argentino" de raíces correntinas


Días atrás, el diario La Nación recordó la relevancia que tuvo para la historia contemporánea mundial el "Nostradamus argentino", Benjamín Solari Parravicini. 
Fue un artista que se hizo famoso por sus dibujos proféticos y cuyo linaje tiene estrecha relación con el suelo del Taragüí.  

En este contexto único por el que atraviesa el país y el mundo, de una pandemia histórica, nada mejor que recordar a uno de los personajes que anticipó hechos como la caída de las Torres Gemelas, así como el Papa argentino y, nada más y nada menos, el azote del coronavirus. También advirtió el asesinato de John Fitzgerald Kennedy, la guerra de Malvinas, la caída de la dictadura militar, la renuncia de Benedicto XVI, entre otros. 

DIFERENTE

Parravicini fue diferente desde chico. Solía dejar platos con comida para un duende que vivía detrás del armario y que, según él, lo visitaba de noche. Una oportunidad, su mamá lo encontró conversando solo en su habitación y le preguntó qué estaba haciendo. Benjamín señaló hacia el rincón vacío y respondió: "Hablo con el hombre de las alas".
Su padre, alarmado por estos eventos, le realizó intensivas pruebas médicas para verificar que no tuviera ninguna enfermedad mental. Y aunque el pequeño las atravesó sin dificultades, quedó marcado para siempre como un ser "distinto", estigma que nunca pudo borrar.

ARTE Y PREDICCIONES

Parravicini dibujaba día y noche. Cuando creció y tuvo que optar por una carrera, olvidó los mandatos familiares y eligió dedicarse de lleno a la pintura, con la que tuvo bastante éxito. Recibió las felicitaciones del entonces presidente Marcelo T de Alvear y expuso en Bélgica, donde consiguió una medalla de oro y logró que el rey Alberto I adquiriera una de sus obras.
El arte se convirtió en el medio para representar ese otro mundo del que cada tanto obtenía algunos chispazos aislados. El "ángel", que nunca había dejado de visitarlo, fue quien le ordenó que ejercitara la pintura y Parravicini le hizo caso. También aprendió a ocultar sus interacciones paranormales: la gente todavía no estaba preparada para recibir esa información. Pero faltaba poco para que lo hiciera.
Fue en 1932, cuando Parravicini se encontró con su destino. Había cenado con amigos y se había acostado a dormir cuando algo lo despertó de repente. Se levantó en ropa interior y escribió frases que no entendía. Las palabras eran "dictadas" por una voz interior. Asustado, el artista destruyó los dibujos, se arrodilló y rezó porque pensó que estaba poseído por un demonio.
Algunos días más tarde, el fenómeno volvió a repetirse. Parravicini se acercó a la mesa, tomó una silla y comenzó a escribir. Sintió que su mano no era su mano porque se movía sola. Dibujaba y escribía, pero no entendía las frases enigmáticas. Esta vez, no rompió las hojas y las guardó.

SE HICIERON REALIDAD

En general, las profecías de cualquier adivino suelen ser amplias y ambiguas. Pueden interpretarse de cualquier manera. Pero muchos de los eventos que predijo Parravicini tienen fecha, por lo que suelen ser exactos. Entre sus dibujos, se encuentran una gran variedad de acontecimientos históricos que se hicieron realidad años después.

Su relación con Corrientes
Benjamín Solari Parravicini pertenecía, por la rama paterna, a una de las más conocidas familias de la Provincia.
De hecho, el panteón familiar de los Solari es el primero a la derecha en la entrada del cementerio San Juan Bautista de la Capital correntina. 
Su abuelo Justino Solari, a cuyo nombre se debe la Estación Solari (Mariano I Loza), fue un conocido hombre público que ocupó diversos cargos de jerarquía nacional y provincial. Hijo del diputado nacional, Benjamín "Pelón" Solari, el famoso predictor que alcanzó notoriedad internacional por una de sus profecías, la caída de las Torres Gemelas, fue primo hermano del doctor Delio J Martínez Solari, nacido -también como Solari Parravicini- en 1898, quien llegó a ser Presidente de la Cámara de Diputados de Corrientes y el elector que en las elecciones de 1931 definió la Gobernación en favor de Pedro Numa Soto.
El doctor Delio J Martínez, uno de los primeros y más reconocidos abogados de Corrientes; el que más fallos obtuvo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación a su favor en sus cincuenta años de ejercicio de la profesión, fue padre de Rodolfo Martínez Llano y abuelo de la senadora, Carolina Martínez Llano.
La nota del diario La Nación del pasado 13 de noviembre vuelve a poner sobre el tapete la vida de un hombre que asombró al mundo con sus profecías cumplidas. La última, anticipar el Covid-19. Y años antes, la elección de un Papa argentino, entre otras muchas a las cuales hace referencia el más antiguo de los diarios nacionales hace poco más de una semana.



Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :