Por Centro de Estudios Juan Domingo Pern

Pino Solanas


El 6 de noviembre, la cultura nacional y el campo popular, perdió a uno de sus referentes emblemáticos, difícil de sustituir por su calidez humana, por la fuerza de sus convicciones ideológicas y en particular, por el legado de sus obras traducidas en una prolífica producción cinematográfica que desde siempre, estuvo signada por la impronta de la lucha popular por la liberación nacional, la justicia social, y la defensa del patrimonio y la soberanía nacional.
Influenciado ideológicamente -como alguna vez lo reconoció- por el ideario y por las obras del Gral Perón, Raúl Scalabrini Ortiz, Juan José Hernández Arregui y John W Cooke, legó a la presente y a las futuras generaciones una producción cinematográfica de compromiso militante, fundamental para comprender la épica lucha de nuestro pueblo desde mediados del siglo XX hasta nuestros días. 
No se puede desconocer que, "Pino" Solanas fue parte de lo que se denominó la "resistencia peronista", desde el cine militante de La Hora de los Hornos (producida con Octavio Gettino) y Actualización Doctrinaria para la Toma Del Poder, un reportaje fílmico al Gral Perón realizado en Madrid por el "Grupo Cine Liberación" (Solanas, Octavio Gettino y Gerardo Vallejo), cuyo mensaje debería ser hoy escuchado para la comprensión de la profundidad ideológica del líder del movimiento peronista. Más tarde y siguiendo con su tónica de la cinematografía del compromiso militante, nos legaría Los Hijos de Fierro, El Exilio de Gardel, Memorias del Saqueo y por fin, El Legado Estratégico de Juan Perón, un libro cuya presentación la efectuó hacia el año 2018 en el mítico salón Felipe Vallese de la CGT, con la presencia de la dirigencia de la central obrera y de cientos de trabajadores.
Sus películas fueron laureadas en los festivales de Cannes, Venecia, Berlín y La Habana (Cuba), y tuvo reconocimiento internacional por su labor como director cinematográfico.
Además de convencional constituyente, fue durante años Diputado y Senador de la Nación, y habiendo sido elegido Diputado nacional por el Frente de Todos en los comicios de 2019, renunció al cargo para desempeñar las funciones de Embajador argentino ante la Unesco. Por sus ideas políticas fue amenazado por la Triple A y como tantos argentinos comprometidos con su Patria, sufrió a partir de marzo de 1976 el rigor del exilio para salvar su vida. Durante su trayectoria política tuvo aciertos y errores, pero nunca con la entidad de comprometer su identidad ideológica y sus principios, y lo más importante, en el balance final primó con creces la virtud de sus aciertos.
Fue un crítico severo de la dirigencia del Partido Justicialista que hacia los 90 había sido cooptado por la derecha neoliberal del ex presidente, Carlos Menem, aquél de las "relaciones carnales" con el imperialismo. Lejos de abandonar la lucha por sus ideas y sus convicciones políticas, integró el Frente Grande y Proyecto Sur, incorporándose a la Convención Constituyente de 1994 como Convencional por el Frente Grande. Crítico del Pacto de Olivos y de los resultados de esa Convención Constituyente, sentenciaría hacia el año 2008: "En vez de reponer el artículo 40 de la Constitución de 1949, el justicialismo votó su negación y derrumbaron la secular política de Estado que ponía los recursos estratégicos al servicio de la Nación".
Parte del rico legado de Pino Solanas, es su pública denuncia de los oscuros negociados de que fue objeto el patrimonio nacional, entre ellos, el desmadre y la privatización del sistema ferroviario (con el levantamiento de ramales y la destrucción de pueblos), la privatización extranjerizante de YPF y la entrega de sus ricas reservas cubicadas, y las leoninas concesiones a las empresas extranjeras que explotan y saquean las riquezas mineras en el Noroeste argentino.
La lealtad hacia su ideario y su compromiso con la causa nacional y con el Peronismo, lo llevó a afirmar hacia el mes de enero de 2008: "Es hora de invertir nuestros esfuerzos en el rescate y reconstrucción del movimiento nacional ante la extraordinaria etapa de la historia continental que nos toca vivir. Quienes tuvimos la honra de tratar y aprender con Perón, Scalabrini, Jauretche, Cooke, sabemos que no hay misión más urgente para los compañeros peronistas que unirnos con todos los patriotas y militantes políticos y sociales para realizar la revolución nacional inconclusa" (Nota de Pino Solanas publicada en Página 12 bajo el título: "Descuartizando a Perón", del 11/01/2008).
Ante el peligro que conllevaba para la Nación, la continuidad de las políticas neoliberales de Macri y sus socios de Cambiemos -signado por el brutal endeudamiento externo, la desindustrialización, la desigualdad social, la pobreza y la indigencia extrema de nuestro pueblo-, no tuvo reparos en integrar con grandeza el Frente de Todos liderado por Alberto Fernández y cumpliendo las funciones de Embajador ante la Unesco en París, terminó sus días víctima de la pandemia del Covid-19, lejos del terruño que tanto amó y cumpliendo como siempre con el compromiso militante de servir a su pueblo y a su Patria. Que su compromiso patriótico y su práctica militante sirvan de ejemplo y de faro, cuya luz ilumine el sendero de los que han asumido la empresa de la política como instrumento del cambio revolucionario y como medio para servir nobles ideales y no para satisfacer espurios intereses personales, sean éstos económicos o de frívola figuración.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :