ROSH HASHAN

La comunidad judía y el Año Nuevo


EL LIBERTADOR TV se comunicó con el rabino Neuah, quien remarcó la relevancia de las jornadas que envuelven una celebración milenaria e involucra a miles de familias correntinas.  

La conversación entre EL LIBERTADOR TV y el rabino Ezequiel Neuah se dio de la siguiente manera:
Muy buenos días, bienvenidos a esta pequeña sección que se llama entrevistas breves. Hoy vamos a hablar con Ezequiel Neuah. Él es rabino y le vamos a preguntar cómo se viene preparando para esto que se denomina comúnmente el Año Nuevo judío. Nos va a contar también con esta forma atípica que se está dando, que tiene que ver con este contexto de cuarentena. 

-Antes que nada, desde ya estamos más que agradecidos. Y bien como estabas contando recién acá estamos preparándonos para estos días tan especiales del año nuevo judío que en realidad comienza el viernes a la noche del Año Nuevo judío pero venimos un mes antes de este día ya preparándonos para llegar de la mejor manera a este día de Rosh Hashaná, en hebreo, o Año Nuevo Judío en español. Que nos venimos preparando ya sea con rezos o tal vez cambiar algunas malas acciones que si uno hacía malas acciones tratar de cambiarlas y poner en práctica cosas buenas. 
¿Según el calendario qué año estaría transitando la espiritualidad judía?
-Vamos a comenzar el año 5781. Finalizamos el 5780 y pasamos  a 5781. 
Este Rosh Hashaná es una de las festividades que más se festejan dentro del judaísmo.
-Exactamente, es algo que tiene como un doble mensaje porque Rosh Hashaná, como recién decíamos, es el día que comienza un año nuevo pero también es llamado el Día del Juicio. Porque como lo explica Talmud que todas las personas pasan delante de Dios y son juzgadas según lo que hizo el año pasado y así va a ser juzgado para ver lo que va a recibir el año que viene. Entonces por un lado festejamos pero por otro lado estamos con algo de temor para ver cómo va a ser nuestro año que viene. Es como que le digan que si el año pasado hubiésemos sabido que venía una pandemia hubiésemos mejorado nuestra personalidad, hubiésemos rezado más. Entonces por eso mismo es como que nos preparamos de dos maneras tanto como por ejemplo uno la va a vivir con la familia, cada uno con su familia y también con lo espiritual, cómo uno va a rezar, cómo uno se va a acercar a Dios para que si Dios quiere el año que entra con salud, con alegría y con todas las cosas buenas.
Es una forma o una celebración atípica la que se va a dar este año. ¿Cómo lo ve a eso?
-Es un año que, yo particularmente tengo 31 años pero de igual manera las personas mayores, no se vio un Rosh Hashaná de esta manera que lamentablemente mucha gente va a tener que quedarse sin poder participar en el templo. Pero gracias a Dios permitieron rezar con protocolos, con ciertas restricciones que en estos días estamos poniendo en pie para que algunos grupos reducidos puedan hacer el rezo. Igualmente va a haber mucha gente que no lo va a poder hacer. Es algo que no está ocurriendo solamente acá en la Argentina, sino en todo el mundo. Es algo que no se vivió nunca y es algo muy especial pero tenemos que saber que hay un Dios que nos guía y nos cuida y que todo lo que pone en este mundo es para nuestro bien. Y si Dios decide que esta tiene que ser la manera que tenemos que vivir este Rosh Hashaná tenemos que entender que el año nuevo que vamos a vivir tenga que ser de esta manera. Quien pueda escuchar los rezos en el templo va a poder y el que no tendrá que hacerlo desde su casa. 
¿Se adaptaron de alguna manera para a través de transmisiones virtuales poder llegar a todas las familias judaicas que componen este templo, o va a ser solamente a la manera de que se pueda acercar al templo?
-Lo que estuvimos haciendo desde que empezó esta pandemia, en esta institución particularmente, la Asociación Israelita Latina. Nosotros tenemos cursos todos los días, charlas, actividades todas las semanas, jardín para jóvenes y grandes. Tenemos mucho movimiento más los rezos que hay durante la semana y fin de semana. Todo eso lo tuvimos que trasladar a la pantalla como todo el mundo estamos a través de Zoom, haciendo las charlas, las actividades y los rezos. Pero no todos los rezos lo podemos hacer a través de la pantalla. Ya que por ejemplo los días sábados tenemos la prohibición de tocar la electricidad, no podemos conectarnos a un celular. Entonces no podemos hacer los rezos a través de Zoom o cualquier otra plataforma para transmitir los rezos. Este fin de semana que va a ser el Año Nuevo judío no vamos a transmitir los rezos que tenemos a través Zoom, ya que tenemos prohibido según la ley judía, entonces lo que estamos tratando de hacer es que la mayoría de las personas puedan participar de los rezos. Vamos a tener en total cinco rezos y estamos tratando de dividir las personas para que la mayoría pueda participar de los rezos y el que no hicimos charlas para enseñar los rezos para que los puedan hacer desde sus casas.
Le agradecemos muchísimo esta comunicación, este contacto y que nos pueda contar acerca de esta festividad. Tal vez haya quedado algún tema que le gustaría poder tratarlo con más profundidad tiene unos minutos al aire si quiere hacerlo.
-Solamente agradecerles y quizás enviar un mensaje no solamente para la comunidad judía sino para toda la comunidad entera. Que estamos viviendo una pandemia que lamentablemente daña a muchas personas, a muchas familias y lo que tenemos que hacer justamente en estos momentos es unirnos entre todos. Darnos fuerzas unos a otros para que entre todos juntos podamos salir adelante y justamente uno de los mensajes que tenemos que transmitir en esta fiesta es la palabra buena al prójimo, siempre decirle algo bueno, un deseo bueno. No solamente al amigo que comúnmente uno ve o uno llama sino también a veces uno tiene personas que los tiene en el contacto como se diría en el celular pero quizás no habla hace mucho. También a ellos llamarlos para ver cómo están, qué necesitan. Para que todos puedan tener ese apoyo y que todos se sientan bien y que todos estén dentro de esta pandemia lo mejor posible y que a nadie le falte nada.

Festejo característico

¿Qué características tienen los festejos por este Rosh Hashaná? ¿Hay algo en particular que lo caracterice?
-Hay algo que quizás es lo más conocido que es la manzana con miel. Nosotros después de que rezamos a la noche el viernes, cada uno vuelve a sus casas o el que rezó en su casa ya está con su familia. Para decirlo de alguna manera, la cena se comen ciertas cosas que son significativas; por ejemplo la manzana con miel la comemos para tener un año dulce. Entonces por eso mismo mojamos la manzana con miel para tener un año dulce que es lo más conocido del Rosh Hashaná. Obviamente que hay ciertas comidas típicas de las festividades, también según las tradiciones y según de cada uno de qué lado de Europa vino o de Medio Oriente así va a ser la tradición de las comidas, las recetas van a cambiar. Pero lo más conocido es la manzana con miel que se come en Rosh Hashaná el Año Nuevo judío.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :