SE REALIZ VIRTUALMENTE LA 35 PEREGRINACIN DE LOS TRABAJADORES Y SUS FAMILIAS A RIACHUELO

San Cayetano: un enfático llamado a compartir y a desechar el egoísmo


El obispo auxiliar, José Adolfo Larregain tuvo expresiones movilizadoras en la Misa que presidió en el Santuario.

"Hay tristeza; momentos muy complicados pasan muchas familias", describió el obispo auxiliar, José Adolfo Larregain, entre algunos aspectos que afectan agravados actualmente al mundo y al país por la pandemia, por lo que en base al Evangelio del día sobre la multiplicación de los panes, instó a compartir y exclamó: "¡No seamos egoístas!".
Ayer, quinto día de la Novena de la fiesta de San Cayetano, que se celebra los 7 de agosto, desde su Santuario en la localidad de Riachuelo se realizó, esta vez virtualmente, la 35ª Peregrinación de los Trabajadores y sus Familias, a cuyo término al promediar la mañana, monseñor Larregain presidió la Misa central de la jornada, en la que a través de Facebook de la parroquia se expresó a primera hora que "con el corazón animado reflexionamos hoy en honor a San Cayetano y pedimos por todos los trabajadores/as, por las familias, para que crezca la Providencia divina en cada hogar y unidos en oración pidamos a Dios por el fin de la pandemia".
La lectura bíblica de este domingo fue, como se mencionó, sobre el milagro que realizó Jesús "compasivamente" al multiplicar tres panes y dos peces para alimentar a una muchedumbre que lo siguió, pese a estar apesadumbrado por el asesinato de su primo Juan el Bautista, multitud que preocupó a los apóstoles y a quienes les respondió: !Denles ustedes mismos de comer".
En ese Evangelio se manifiesta "la generosidad y gratuidad de Dios", apuntó el Obispo auxiliar, que al recordar la angustia que padecen muchos, como Jesús en aquél suceso, sostuvo que "por eso hay que dirigirse a Dios, en la oración, para que Él nos fortalezca y ayude".
En aquella ocasión, "Jesús se compadeció de esa gente; ¡qué linda palabra!", resaltó Larregain, tras lo cual "les compromete a los discípulos para que se hagan cargo". Alentó, consecuentemente, que "ante situaciones miserables, de egoísmo e indiferencia se debe ser compañeros, que viene del latín 'cumpanis', con pan, y significa compartiendo el pan o los que comparten el pan", en este caso en un sentido abarcador de la expresión, "porque todos tenemos dolores y aún con los nuestros debemos estar atentos a los demás y no cerrarnos", tal como hizo Jesús al "ver" la multitud y como esa multitud, "ser incansables buscadores de Dios".
Exclamó, finalmente, entre otros conceptos: "¡Aprendamos a compartir los tres panes y los dos peces! ¡No seamos egoístas!".


Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :