UNA VOZ AUTORIZADA ANTE LOS CAMBIOS JUDICIALES QUE SE AVECINAN

"Un gran desafío desde el 1 de agosto"

"Un gran desafío desde el 1 de agosto"


El ministro del Superior Tribunal de Justicia, Eduardo Panseri conversó en exclusiva con EL LIBERTADOR TV. Se refirió al nuevo Código Procesal Penal, los cambios que conlleva, entre otras cuestiones. Remarcó la expectativa latente en Paso de los Libres y Monte Caseros, localidades donde se lo comenzará a aplicar desde el mes próximo.

 

PREPARADO. Panseri reconoce que con el nuevo Código Procesal Penal se avecina un cambio importante en la Justicia de Corrientes: "Empecemos de nuevo. Tenemos una linda madera para hacer una buena guitarra".

Eduardo Panseri, ministro del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia dialogó con EL LIBERTADOR TV para señalar los preparativos en marcha para la aplicación inminente del nuevo Código Procesal Penal de Corrientes.

El funcionario judicial se expresó sobre detalles que hacen a la implementación, que iniciará su derrotero el 1 de agosto, en la costa del Uruguay, más precisamente en Paso de los Libres y Monte Caseros. También comentó las peripecias y cambios que debieron sortear ante el contexto de pandemia del coronavirus, al igual que todos los sectores de la comunidad mundial.
Aquí, las partes más interesantes de la entrevista:
Este año se ha aprobado el nuevo Código Procesal Penal de la Provincia. Todo un cambio en la manera de proceder en la investigación judicial. Esto hay que traducirlo del texto de la ley, que obviamente ha llevado su tiempo y debates. Nada mejor que hablar con uno de los ministros del Superior Tribunal, Eduardo Panseri.
-Obviamente es un gran desafío la implementación de nuestro nuevo Código. En 1970, los cordobeses dictaron lo que hoy conocemos como el código mixto. Tenía unas tremendas revoluciones en directa relación con el código viejo, que era ultra secreto. Nadie lo conocía, salvo el juez y el abogado. Todo escrito, así que también había que estar horas y horas leyendo. Y en el año 1971 pusimos en vigencia el código casi textual del cordobés. Los cordobeses hicieron 120 modificaciones, por eso es que ellos ya no hablan del viejo y del nuevo, hablan del código. Nosotros tenemos que hablar del viejo y del nuevo porque nunca, hace 40 o 50 años, hicimos ninguna reforma. Entonces, nuestro proceso es más traumático. Es más doloroso. Dejar lo viejo, todas las costumbres, las circunstancias a la que estábamos muy apegados, hoy se aparece algo nuevo. Un ejemplo y puedo dar millones. Hoy tenemos el Juzgado Nº 1, el Juzgado de Instrucción Nº 1, el Fiscal Nº 1, el asesor. Todo número 1, 2, 3, 4. A partir de agosto, en Paso de Los Libres y en Monte Caseros, va haber fiscales de investigación y jueces de garantía, jueces de revisión, pero el número 1 o 2, ya no va a existir más. A su vez también, la organización administrativa del pleito de la cuestión, era presentar el sumario ante el Juzgado de Instrucción Nº 1 ¿Está claro? Donde estaba un juez, con un secretario, un montón de empleados, toda una organización administrativa que dependía de un juez. Hoy ¿cómo vamos a estructurarnos? Con una oficia judicial que va a administrar la conectividad entre las partes, pero que no recibe órdenes ni del juez, ni del fiscal y mucho menos del defensor. Entonces, tenemos que organizar oficinas en cada lugar con organigrama, un responsable, reasignar funcionarios y capacitarlos en la nueva temática administrativa. No es menor el tema. Es una nueva organización. Hay mucha gente que tiene ansiedad de ponerse a trabajar de diferente manera, pero los cambios culturales pagan su precio o debemos de pagar un precio.
¿Por qué se comienza a aplicar el nuevo sistema, por ejemplo, en Paso de los Libres y no en toda la provincia?
-Hay muchas fundamentaciones. Lo que se quiere es capitalizar las experiencias de los actores frente al inconveniente que se va planteando día a día. A su vez, no podemos montar 50 o 60 salas de audiencia en toda la provincia por los costos. No podemos capacitar a todo el grupo de personas que va a estar en las nuevas organizaciones y con la nueva mentalidad, de un día para el otro. La gente de Paso de los Libres y Monte Caseros esbozan una sonrisa cuando digo que son nuestros conejitos de la India. Son nuestros cobayos que van a tener una experiencia y después esa experiencia va a ser volcada a las demás circunscripciones. No obstante, hemos creado conjuntamente con el Superior Tribunal y la Comisión de Seguimiento de la Implementación, un cronograma de fechas que van a ir entrando de a poco, pero de forma sostenida. Este año empieza el 1 de agosto, en Paso de los Libres, Monte Caseros y el Departamento San Martín, La Cruz, Yapeyú, etcétera. Y el 1 de noviembre entrará Sauce, Curuzú Cuatiá y Mercedes. Es decir, ya para el 1 de febrero del año que viene ya tendremos un termómetro sabiendo como lo podemos manejar al pleito, con virtudes y ya los defectos también. Y hacer que los defectos nos marquen una situación de capacidad de planificación, para no seguir cometiéndolos. Y el 1 de abril creo que empieza en Goya y en Esquina; y así sucesivamente. Ahora, tenemos que planificar algo extremadamente importante que nos va a llevar 7 u 8 meses en la construcción, que es el software o el programa que va a administrar el nuevo código. No es menor el trabajo y estamos escalando una gran montaña, te diría, un Aconcagua.
O sea que todos los sectores se tienen que poner a trabajar en esto.
-Un ingeniero, un licenciado, no tiene la menor idea del código, pero tenemos idea del código y no de lo informático. Entonces tenemos que unir esos conocimientos. Tenemos tantas alternativas como cuestiones que hoy nos permite el nuevo Código tomar decisiones, como ser conciliación, mediaciones, arbitraje, principio de oportunidad, juicio a prueba, juicio abreviado, imputaciones.
¿En el nuevo esquema el juez no investiga, no participa en el proceso de investigación?
-Tengo la investigación del fiscal por afuera y cuando él entienda, según los plazos que le dé el Código, va a presentar al juez alguna decisión. En la Argentina tampoco tenemos muy aceitado el principio de negociación, que sí lo tienen otros países. Somos muy aferrados a hacer la demanda y que Dios y el juez decida. Es una cosa así. A morir o a matar. No hay término medio. Los anglosajones, con el sistema adversarial, siempre supusieron que el eje no es la condena, sino la negociación donde todos ganan algo. Se ahorra plata el Estado y tiempo de trabajo el fiscal.
¿Esta aplicación del nuevo Código en Paso de los Libres y Monte Caseros, qué fecha tiene?
-El 1 de agosto y hoy ya tenemos bastante bien aceitado. Tenemos un lugar donde se van a instalar por primera vez las oficinas judiciales, que va a ser un organismo extra juez. Es decir, el Ofiju lo van a llamar al fiscal y al juez para una audiencia. Ya no va a ser la agenda del juez o del fiscal. El fiscal viene y pide una audiencia y se lo va a, de acuerdo a la solicitud que realice, tramitar o asignar el día de mañana. Encima son todos plazos muy cortos, 24 horas, dos días, tres, cinco. Así que el fiscal pide y ya sabe que mañana o dentro de tres días le van a fijar una audiencia. Y el juez tiene que estar esperando que le fijen la audiencia, otra persona que no es su propia agenda. Tanto es así (muestra un papel con logo) que hemos diseñado un logo totalmente distinto para oficializar y representar lo que significa el Ofiju, la Oficina Judicial. Y hemos elegido el azul que significa autoridad, tranquilidad, firmeza. Son dos J entrelazadas en perspectiva de cuerpo y de proyección porque esto es lo nuevo y acá viene lo artístico, hay que interpretar de que esto es una O también. Entonces, todo queda Oficina Judicial. Cada oficina va a tener su independencia y autonomía, porque esta es la oficina de Paso de los Libres, después va haber una en Monte Caseros…
¿Quién va a estar al frente de esas oficinas?
-Se diseñó un perfil, hicimos entrevistas con todos los funcionarios que están trabajando en los juzgados de Instrucción y a partir de allí entendimos que los que reunían esos perfiles les hemos dado un puntaje. Todo lo hicieron unos chicos de recursos humanos, muy técnicos y muy objetivos. A partir de allí asignamos a los que están en primer lugar. Realmente estoy muy contento y orgulloso de este trabajo porque creemos que hemos elegido, entre el grupo humano que ya tenemos, a los mejores.
Queda pendiente la reforma que hubo en el Código Procesal Civil y Comercial, y también el Código de Familia. Hay mucho trabajo en la Justicia correntina por lo que se ve.
-Espero que este año nos den, los legisladores, el tiempo suficiente respecto a la implementación del nuevo Código de Procedimiento Civil. Porque también prevé que todo se trate de oralizar y filmar. En cada audiencia que estén las partes hay que filmarla con audio y video. Esto significa comprar tantas cámaras como tantos jueces tengamos. O tantos pleitos tengamos. Y esto significa también que se vuelve muy pesada la carga para guardar todos esos videos. Así que, un avance trae otro proceso. Pero nuestro código, como siempre digo, tiene una columna vertebral y ahí está el padre nuestro del nuevo código, en el artículo 2. Estamos tratando de explicar lo que significa los nuevos principios, que son de igualdad. Ambas partes tienen que estar en un pie de igualdad en lo posible y el juez tiene que garantizar ese tema. Publicidad, 24 horas nada más. A partir de allí las partes pueden participar, la víctima puede tomar conocimiento, el imputado también. Contradicción, es decir, yo digo A y usted tiene que tener el derecho a posibilitar la palabra E. Concentración, es decir, venimos a una audiencia y hablamos del tema A, B y C. No puede venir usted a pedir todo. La inmediación. El juez va a estar siempre mirándole la cara a las partes, hablando a las partes. Simplicidad, estábamos más preocupados si estaba bien fichado o firmado el acta, que el verdadero contenido. Celeridad, si nosotros teníamos plazos cortos en el anterior, ahora tenemos más corto todavía, 24 horas, 48 o 5 días como mucho. Y la desformalización. Entramos y ya tuvimos la reunión. Hay mucho de formalismo.
¿En este contexto de pandemia se han encontrado dificultades, cómo fueron sorteando estas circunstancias?
-Con mucho ingenio. Con mucha imaginación hemos sorteado muchísimos problemas, con distancia, barbijos, mucha responsabilidad y comprensión. Lo que me gustó muchísimo de todos los funcionarios es que están involucrados y van a estar involucrados el 1 de agosto, es que tienen mucha humildad. Yo soy juez de hace varios años, soy secretario hace varios años y hoy, no sé nada. Así que empecemos de nuevo. Y eso significa que tenemos una linda madera para hacer una buena guitarra.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :