BUENOS RESULTADOS

Primeras cosechas de renovación de yerbales


Son alentadores los resultados de las primeras cosechas del Programa de Renovación de Viejos Yerbales, que el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) comenzó a aplicar en el año 2012, con el cual la producción de hoja verde se volvió eficiente y el agricultor no duda: la chacra es el lugar elegido para quedarse porque hay rentabilidad y tranquilidad.
La vivienda de Juan Miguel Ivasiuta y su familia, en San Horacio, colonia Unión, en el Norte de Corrientes, está rodeada de verde. Hace 12 años tomó la decisión de dedicarse a la tierra que heredó, con cinco hectáreas de un yerbal plantado en la década del '40. Inicialmente, la energía estuvo puesta en la producción de arroz, pero lentamente fue priorizando la yerba mate y con más énfasis a partir de la vigencia del Programa del Inym, conocido como 3 por 1, informó el Área de Prensa del organismo.

AUMENTO CONSIDERABLE DE HOJA VERDE

"Ese Programa es excelente. Arrancamos en 2012 plantando media hectárea, y un año después completamos esa hectárea, con plantines de la mejor genética y con el manejo adecuado de suelo y planta. En 2019 se hizo la primera cosecha: 17 mil kilos de hoja verde en esa superficie, o sea, lo mismo que se saca en cuatro hectáreas de un viejo yerbal, donde el promedio es de 4 mil kilos", ilustró el productor yerbatero.

EL PROGRAMA Y LAS CONDICIONES

El Programa mencionado beneficia a 360 pequeños productores de hasta 10 hectáreas de superficie cultivada en estado de degradación, y consiste en la implantación de una hectárea de yerba mate con material genético y tecnología de punta, con el compromiso de que al quinto año se direccionen a otra actividad agropecuaria o forestal, tres hectáreas de yerbales ineficientes. 
Se implementa con financiación del Instituto y la participación del Inta a través de programa Cambio Rural en Dos Arroyos, Oberá, Gobernador Virasoro, San Carlos, Colonia Liebig, Yapeyú, Colonia Unión, Garuhapé, Concepción de la Sierra, Eldorado, Mojón Grande, Aristóbulo del Valle, Campo Viera, Andresito, Jardín América, San Pedro, Gobernador López, Dos de Mayo, Garruchos, Garabí, Puerto Rico, San Vicente, Ruiz de Montoya, Eldorado, Santo Pipó, Azara y Apóstoles. 
En cada una de las chacras se realizó análisis de suelo, sistematización del terreno, plantación, fertilización y siembra de cubiertas verdes. Los insumos los proveyó el Inym, la asistencia técnica de profesionales de Cambio Rural y los productores se encargaron del trabajo en cada yerbal.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :