BENEFICIO PARA CORRIENTES

Retoman intención de ampliar la navegabilidad del río Uruguay


El Gobierno de Uruguay ratificó la voluntad de avanzar en un proyecto que posibilite la navegación del río Uruguay unos 500 kilómetros al Norte de la represa de Salto Grande, y estimaron el costo de la obra en 181 millones de dólares, la que se realizaría con fondos privados, motivo por el cual gestionan una reunión con presidentes de la Argentina y Brasil para avanzar con esta obra que en territorio argentino beneficiará la navegación en tramos de Entre Ríos, Corrientes y Misiones.
El presidente de la República Oriental del Uruguay, Luis Lacalle Pou gestiona reuniones con el mandatario argentino Alberto Fernández y su par brasileño, Jair Bolsonaro, con el objetivo de poner en marcha un proyecto que posibilite la navegación del río Uruguay en ese tramo, informó el presidente de esa Comisión Técnico Mixta, de carácter binacional, Carlos Albisu, quien hizo el anuncio en una conferencia de prensa luego de un encuentro con Lacalle Pou en la Torre Ejecutiva de Uruguay, informó el portal digital correntino Momarandú.
Se supo entonces que el mandatario uruguayo habló por teléfono el jueves 11 de junio con su par argentino, quien le transmitió su "aval" e "intención" de llevar adelante la hidrovía, al decir de Albisu, que a su vez se reunió el viernes 19 de junio con el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, quien también está "muy comprometido" con el proyecto porque "sabe que a Entre Ríos y el Litoral uruguayo les va a cambiar la vida con respecto a esta gran obra".
El titular de la Comisión Mixta mencionó que no se podía hablar de plazos, debido a que los tiempos iban a estar dados por las conversaciones políticas. "Cuando la pandemia lo permita, Lacalle Pou y Fernández podrán juntarse para hablar sobre ese tema y posteriormente dar un paso más por parte del Presidente para hablar con el gobierno de Brasil, con Bolsonaro", puntualizó.
Señaló que la primera reunión por el tema fue el 13 de marzo y participaron integrantes del Gobierno brasileño, sobre todo de Río Grande del Sur, quienes le comunicaron a Lacalle Pou su intención de empezar a sacar la carga de la zona por los puertos uruguayos.
"Por un tema logístico están demorando dos semanas en llegar con la carga al puerto de Porto Alegre, con colas en el puerto de 80 kilómetros de camiones, y ven que a través de una hidrovía del río Uruguay está la posibilidad de abaratar costos y mejorar la logística sacando gran parte de la mercadería, que sobre todo es madera pero también granos", agregó.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :