CRISTIAN ZULLI, DIRECTOR DE ANSES CORRIENTES

"El desafío pos pandemia es llegar a barrios y localidades"


El funcionario reconoció que las oficinas en Corrientes deben lidiar con las dificultades de conectividad y la cuestión cultural de los adultos mayores. Resaltó el trabajo de capacitación en tareas digitales que lleva el organismo. "Hay que amigarse con la tecnología", puntualizó.

El nuevo director de la Unidad de Atención Integral de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) Cristian Zulli brindó una entrevista a EL LIBERTADOR TV donde detalló la situación en la que encontró el organismo estatal y además adelantó algunos detalles respecto al futuro del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) en Corrientes. Pudo constatar que a través de los registros que se llevaron a cabo desde este organismo desnudó una cruda realidad en cuanto al empleo privado. 

¿En qué situación encontraste el organismo cuando asumiste?
-La verdad que me tocó asumir en un contexto difícil, una época histórica en el mundo. Cuando fui a la oficina estaba solamente la reemplazante y nadie más. O sea que me encontré con una oficina desolada. De a poco nos pusimos a trabajar, reincorporamos al personal así que pusimos manos a la obra y hoy en día estamos con la atención al público y la atención virtual, así que por suerte pudimos regularizar la situación y estamos saliendo de esta situación difícil.
¿Desolada por qué motivos?
-Pasa que por cuarentena los trabajadores estaban confinados en sus casas, no había nadie en las oficinas.
Te tocó asumir en un contexto difícil.
-La verdad que estamos en un momento histórico, yo creo que después de la pandemia no va a ser la misma la sociedad. Esto va a llevar cambios, no sé si para bien o para mal. Creo que estamos entrando desde la era analógica a lo digital. Cada vez más estamos usando más herramientas. También nosotros en nuestros trabajos estamos realizando la atención virtual. La gente se comunica con un operador a través de un mail, donde el operador le va indicando lo que tiene que hacer y sacándole fotos a la documentación puede hacer cualquier tipo de trámites. 
Esta es una situación que plantea un desafío ya que Anses trabaja con mucha población adulta mayor ¿no?
-Es todo un desafío, si. Debemos poner todos nuestro granito de arena. Nosotros desde el organismo tratando de habilitar estas vías virtuales para que cada uno de sus casas ayude a sus abuelitos para poder realizar todos los trámites. Tuvimos todos que amigarnos un poco con la tecnología y ayudar al que menos puede hacer.
¿Cómo ves a la importancia de la juventud en esta institución?
-Yo tengo 33 años y hay muchos trabajadores jóvenes en la institución que estamos poniéndole el pecho día a día. Mucha garra, también los beneficiarios, los hijos y los nietos de los beneficiarios están dando una mano en todo esto. Yo vengo no tanto a hacer el rol de jefe sino más el rol de acompañar al vecino, escucharlo, tratar de solucionar el problema desde mi lugar. 
¿Qué otros trabajos están haciendo al respecto, aparte de la digitalización? 
-Estamos en permanente capacitación, tratando de implementar lo que es el teletrabajo. Así que estamos con ese cambio, empezando a implementar este nuevo esquema de labor que va a ser mixto entre el turnado presencial y la atención virtual.
Al momento de asumir ¿te planteaste metas para la institución?
-Sí, la verdad es que nosotros le queremos dar a la Anses mucha territorialidad. Lamentablemente nos tocó en este contexto que nos impide salir a los barrios, a las localidades. Mi idea era acercar el organismo al vecino y no que el vecino venga al organismo a buscar respuestas. Pero bueno, en este contexto se hace un poco más difícil, pero estamos trabajando para buscarle la vuelta y ver cómo llevar el organismo a todos los rincones de la provincia, así que esa es un poco la idea con la que entré. No renuncio a ella por más que el contexto no nos ayude, pero bueno un poco esa es la impronta que le queremos dar. Regularizar el organismo y tratar estar cerca de la gente.
¿Se puede decir que el desafío de territorialidad es una misión post pandemia ?
-Claro sí, la verdad que esto hizo que nos tengamos que acomodar a esta situación, a esta realidad. Lo estamos haciendo, dispusimos una logística mixta de trabajo de atención, de presencia con turnos que está funcionando. Tratando de darle una respuesta a toda la gente, por lo menos una guía de dónde recurrir. Creo que lo estamos haciendo bien y ese trabajo de la territorialidad va a quedar un poco aplazado por ahora.
¿Cómo están en las oficinas del Interior de la provincia?
-Fui a visitar al compañero Paliari, en Goya, ellos tienen una realidad distinta a la nuestra. De nosotros dependen tres oficinas directamente. Depende la de Santo Tomé, la de Virasoro y la de Ituzaingó. Las tres viven realidades diferentes, las tres tienen personales diferentes, composición de beneficiarios diferentes, afluencia de públicos diferentes. La verdad es que por ahora pudimos arrancar con la oficina de Santo Tomé, que comenzó a trabajar incluso una semana antes que la de Capital, nos nutrimos también de esa experiencia. Ahora si Dios quiere la semana próxima arrancaríamos con la de Virasoro para culminar con la de Ituzaingó dentro de dos semanas. La idea es tener para este mes ya las tres oficinas abiertas en lo posible, para que la gente ya pueda concurrir a las mismas y pueda solucionar los trámites que tienen pendientes, porque tenemos turnos atrasados desde marzo por más que nosotros tengamos esta herramienta en la virtualidad. Hay veces que la gente no puede acceder y quiere ir a mirar la cara del operador y ya se queda más tranquila. También estamos tratando de gestionar para que se abran lo antes posible las dos oficinas, que son las de Ituzaingó y Virasoro.
¿Cómo ve la realidad de los beneficiarios?
-En este momento es muy dura su realidad, necesitan de mucho apoyo, por eso es que el Estado se puso firme en esto, empezó a ayudar a los que menos tienen con el Ingreso Familiar de Emergencia. Pasó también por los trabajadores por el tema de la Asistencia del Trabajo y la Producción, el ATP que les paga el 50 por ciento del salario a los trabajadores. Eso representó acá en Corrientes alrededor de 35 mil trabajadores que nosotros pudimos llegar con esta ayuda a más de 299 mil beneficiarios. Casi 300 mil beneficiarios del IFE. Estamos todo el tiempo tratando de ayudar al beneficiario que la verdad que en este momento la está pasando mal. Sabemos que en Corrientes hay una informalidad impresionante. Justamente estos números del ATP arrojaron que nosotros tenemos alrededor de 73 mil trabajadores en blanco. Es muy poco por parte del empleo privado. Estamos hablando de todo lo demás de empleados públicos e informalidad. Trabajadores en negro, changarines, mucha gente que tiene que depender del Estado. No es lo óptimo pero bueno, tenemos que estar ahí para los que menos tienen.
¿Podría decirnos qué va a pasar y de qué forma pueden acceder al ingreso familiar quienes no hayan recibido este beneficio?
-Hemos podido recuperar cerca de unos 26 mil beneficiarios más, reincorporarlos a lo que fue la primera etapa, lamentablemente no pudimos incorporar un poco más porque se les pasó la fecha, no pudieron acceder a Internet. Lamentablemente fue un contexto de pandemia e hicimos lo que pudimos con el acompañamiento de la poca infraestructura provincial. Donde hay poca accesibilidad a las redes de Internet, a las redes de telefonía, lo que también nos puso en esta situación muy difícil para llegar a ciertos rincones de la provincia.

Para los que no tienen CBU
Ante las reiteradas consultas, Anses informó cómo percibirán aquellos beneficiarios que no informaron un CBU en tiempo y forma. 
El Banco Nación generará una cuenta bancaria a todos aquellos beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que no pudieron crearla. De esa manera, los beneficiarios del bono de 10 mil pesos deberán cobrar a través de la ventanilla de dicha entidad bancaria. 
Por otro lado, muchos solicitantes se encontraron con números de CBU en sus datos. Se trata de cuentas propias ya existentes a nombre del titular, que en algún momento el beneficiario tuvo y que podrá volver usar para cobrar el bono.
Pueden ser cuentas que se dejaron de usar, pero que nunca fueron dadas de baja. No se trata de cuentas generadas por la Anses.
Para reactivar alguna de esas cuentas y obtener la tarjeta de débito y así poder cobrar el IFE, deberán comunicarse con el banco al que pertenece dicho CBU.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :