LA GUERRA AL AGRESIVO VIRUS QUE PUSO EN VILO A LA HUMANIDAD

Montículos para cuidar la salud de todos y evitar a caballos de Troya


Al recorrer rutas por la provincia asombra la imagen que se observa en accesos a localidades donde se levantaron montículos, algunos de considerables dimensiones. La definición de guerra con la que se acuñó al combate contra la pandemia rememora a las trincheras de los conflictos bélicos. Sin embargo, algunos no llegan a entender que está en juego, incluso, su vida y la de los demás.

La pandemia por el coronavirus, que desde que comenzó a manifestarse incontrolablemente en enero en China con una estela de enfermos y muertos y en su llegada a Europa, obligó en la provincia a implementar las mayores medidas de prevención posibles, como lo hicieron autoridades municipales y hasta con iniciativas que hace recordar a las trincheras de una guerra, como los montículos que se levantaron en el accesos de Mercedes, Felipe Yofre, Chavarría, Ituzaingó, por mencionar algunas. 

Tal como lo definió por primera vez el presidente de Francia, Emmanuel Macrón: "Estamos en guerra", que lo repitió siete veces en su mensaje del 16 de marzo, sin dejar de precisar que "estamos en guerra. En guerra sanitaria, cierto. No luchamos contra otro ejército ni contra otra Nación, pero el enemigo está allí y avanza". Una imagen elocuente para definir a lo que, meses después, aún enfrenta el mundo.

AUNQUE 
NO GUSTE

La imagen que se registra al recorrer rutas correntinas no dejan de impactar a quienes las transitan al pasar frente a localidades y observar montículos que se construyeron en las vías de ingreso o en las banquinas mismas en perpendicular a la cinta asfáltica donde hay guardarrail, como se realizó en Mercedes, incluso en el arco de acceso sobre la ruta nacional 119 y en Chavarría, respectivamente. 
En Mercedes, pese al desacuerdo de algunos, el Municipio concretó la iniciativa para cuidar la salud de todos y evitar a los irresponsables que, como es de conocimiento público, hasta brindan datos falsos para entrar a zonas urbanas, por ejemplo en Santo Tomé, como se informó en la edición del viernes en la página 11, convirtiéndose en auténticos caballos de Troya; o el caso del violador que intentó cruzar por Mburucuyá hacia Palmar Grande procedente, nada menos, que desde Buenos Aires, principal foco de contagios a escala nacional.
En la población del Centro correntino, su intendente, Diego Caram, en ese sentido se manifestó contundente a la hora de impedir por todos los medios adecuados que el virus se apodere del lugar, tal como lo ratificó en una entrevista el viernes en el estudio de una radio local, ocasión en la que además explicó la modalidad para la circulación por el Día del Padre que se celebra hoy y la visita a deudos en el cementerio La Merced.
 "Mi mayor deseo es que cuando esto pase no falte ningún integrante en la mesa de la familia mercedeña", dijo hace sólo tres semanas en un balance de la situación, cuando además agregó que "los que me conocen saben que no me tiembla el pulso si es que tengo que volver para atrás con las medidas, por eso pido la colaboración de la ciudadanía".
Precisamente también este viernes, se redoblaron los controles sanitarios en prevención del Covid-19, para lo cual se montaron diferentes operativos en la ciudad, con prioridad en los accesos a los barrios y los puntos habilitados para caminatas y actividades recreativas. 
Fue el secretario de Gobierno, Julio Galarza quien aquí destacó el trabajo que se realiza en la campaña Volveremos a juntarnos, conjuntamente con la Cruz Roja, Rotaract, Scouts, Club Leo ASF y el Club de Leones.

VIVEZA CRIOLLA,
OTRA PANDEMIA

La extraordinaria coyuntura puso en jaque a todos los pueblos y a los argentinos le juega una muy mala pasada, ya que son muchísimos los que tienen nulo apego al cumplimiento de leyes o normativas en todos los estratos y ahora están obligados a cumplir disposiciones con su conducta si no quieren enfermarse ellos mismos o morir, o hacer lo propio a los demás.
Así y todo, casi de modo constante se visibiliza a algunos de los mencionados. Baste con recordar al hombre oriundo de Leandro N Alem, provincia de Misiones, quien intentó pasar por arriba de un montículo en un paso no habilitado en Ituzaingó a fines de mayo.
A escasos metros de la Ruta Nacional 12 quiso acceder por esa calle donde quedó colgado con la camioneta que conducía sobre esa barrera de tierra y tronco que se levantó para evitar, precisamente, ingresos por ese sector.
En la caja del vehículo sólo transportaba carbón, hierros y algunas mercaderías. Al infractor, que únicamente tenía permiso de circulación para jurisdicción misionera, se le aplicó el protocolo de control, quedó demorado y se le secuestró la camioneta.
Hechos similares se multiplican en el país, al igual que la cantidad de infectados, de entre quienes numerosos perdieron la vida al no lograr ganarle la batalla al letal enemigo que está al acecho y no se lo puede ver.

Texto: Eduardo Hernández
Fotos: Jaime Meza y 
gentileza ituzaingó noticias

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :