Fuertes sanciones a comercios que no respetan los precios acordados

El pésimo ejemplo de la cadena Supermax


En medio de la emergencia sanitaria que sacude al país, no podía faltar el oportunismo empresarial, que a costa de atentar contra la salud pública, recurre a prácticas desleales, amparados por un poder económico que les proporciona impunidad.
Este es el caso de la Cadena Supermax, cuyo dueño, Alberto Castro echó a los delegados gremiales del Sindicato de Comercio cuando los mismos lo intimaron a cesar con la actividad comercial a las 20, tal como estaba acordado a escala nacional entre el sindicato y la Federación Argentina de Supermercadistas, para proteger a empleados y clientes del maligno virus.
Soberbio y en tono amenazante, Castro prosiguió con la actividad hasta las 22 e invocó ante los delegados la protección por parte del poder político, expulsándolos del lugar. "¿Cuál es el problema que quiera ganar más plata? Nadie me va a ordenar qué hacer. ¡Váyanse!", les dijo sin ruborizarse, apoyado por su custodia.
Justamente, Supermax encabeza el rating de empresas "avivadas" con los remarques de precios, en plena pandemia del coronavirus. En redes sociales y en medios radiales, las queja de los consumidores al abuso de esta firma son numerosas. Sin dudas, el Estado no puede permanecer ausente ante este avasallamiento al bolsillo del correntino.
 

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :