UN PUEBLO INDIGNADO

"Él tiene que pagar por lo que le hizo a mi hija"


La madre de la menor con discapacidad presuntamente abusada por un chofer escolar en La Cruz, contó detalles de la situación que les tocó vivir tras el aberrante hecho. Destacó la ayuda que recibieron desde la institución educativa y mencionó que no pueden pagar un abogado.

Durante la semana, tomó amplia repercusión un aberrante hecho denunciado en la localidad de La Cruz. Una adolescente con discapacidad, habría sido abusada por el chofer que la llevaba a diario a la escuela Especial Nº 25, de la cual es alumna. Tras la denuncia radicada por la madre de la víctima, la Municipalidad decidió suspender al acusado, y la Justicia dictó una orden de restricción de 200 metros para que no se acerque a la familia de la menor.
Enviados especiales de EL LIBERTADOR TV, viajaron hasta el pueblo y tomaron contacto con la madre de la jovencita, quien accedió a contar los detalles de la situación que les tocó vivir la semana pasada. 
Según comenzó su relato, el viernes en la mañana, mientras realizaba unos trámites fuera de su domicilio, recibió una llamada de su marido que le avisaba que la maestra y la psicopedagoga de su hija estaban en su casa y querían hablar con ella. La mujer no llegó a tiempo y supo que la habían citado para que vaya a la escuela horas después. Cuando llegó y habló con ambas mujeres, se enteró de lo que había ocurrido.
"Mi hija no me había comentado nada. Yo no sabía nada, la notaba normal, venía de la escuela porque hace doble turno a veces de mañana y de tarde. Venía almorzaba, charlaba conmigo miraba tele, hacía sus cosas, su tarea, pero a mí en ningún momento me dijo nada. A las que les dijo fue a la psicóloga y la psicopedagoga. Ellas me dijeron lo que había pasado".
La mujer explicó que ni bien le explicaron la situación, lo primero que se le ocurrió hacer fue ir a denunciar al hombre identificado con el apellido Cardozo. "Lo único que me entró ahí es hacer la denuncia porque eso no puede quedar así. Hay muchos chicos que van en silla de ruedas de la edad de ella. Yo no podía dejar eso así", aseguró.
Sobre la rutina de la menor, su madre mencionó que ella era la primera a la que pasaban a buscar en la combi del Municipio. También, que había días en que hacía doble turno, mañana y tarde y en ambos casos, era la primera en subir al vehículo, y la última a la que dejaban a la hora de regresar, porque hay chicos que van alzando por el camino hasta llegar a la escuela. Por lo que sospechan que el abuso habría ocurrido mientras estaba sola con el chofer en el vehículo. 
Consultada sobre el accionar policial en el momento en que radicaron la denuncia, la mujer indicó que estaba conforme. 
"Ni bien llegué a la comisaría me atendió un policía y pedí hablar con un oficial y al instante me atendió y me tomó la declaración. Y después de eso ese oficial vino a mi casa y me hizo firmar un papel enviado por la Juez. Ahí vi que él le explicó todo y ella decidió poner la restricción de 200 metros", dijo. 
Luego, respecto a si se siente segura con el accionar de la Policía y la Justicia, su respuesta fue contundente: "Sí, yo estoy muy tranquila porque pienso que él (acusado) tiene que pagar lo que hizo. Porque ahora se lo hicieron a mi hija y mañana le pueden hacer a otra chica, eso no podía quedarse así. Yo no pensaba que a ella le iba a pasar. Es tan inocente, tiene un oído que no escucha y tiene retraso madurativo. Me siento muy mal cada vez que la veo. Ella sí, está tranquila porque la ayuda la maestra y la psicóloga y psicopedagoga de la escuela, pero yo no. Estoy muy mal, porque verla a ella me pone mal".
Finalmente, sobre si tiene abogados, la mujer dijo que no cuenta con ninguno. "No tengo como para pagar un abogado. Sólo un señor que se ofreció a ayudarme y se puso a mi disposición", completó. 

"Estaba en shock y eso me alarmó porque noté que algo había pasado"
Otra de las personas que fueron entrevistadas por EL LIBERTADOR, en cuanto a esta situación lamentable de la que habría sido víctima una adolescente con discapacidad en La Cruz, fue la directora de la Escuela Especial Nº 25 Santa Rita de Casia, Silvana Navarro. La docente fue una de las primeras personas que tomó contacto con la menor. 
"El miércoles llegó muy shockeada, llorando y temblando, porque se demoró un poco más con la combi del horario habitual. Y eso, el shock como estaba ella me hizo alarmarme porque noté que algo le pasó. No sabía qué, pero ante todas las preguntas que yo le hacía me decía que no, o sea me negaba todo", detalló la docente.

¿Y cómo fue que actuaron luego de detectar esta situación?
-Detectamos el viernes, cuando ella se entrevistó con la psicopedagoga y de ahí le comunicamos a los padres, quienes decidieron hacer la denuncia.

¿Fueron acompañados por ustedes a hacer la denuncia? 
Sí, acompañamos porque la madre se manifestaba muy nerviosa, porque no sabía qué iba a decir si le preguntaban ciertas cosas y como que ella se iba a poner muy nerviosa, se iba a bloquear y no iba a poder decir nada. Entonces fuimos con ella.

¿Existe un protocolo para actuar en este tipo de situaciones?
-Si ocurre dentro de la institución sí, pero sino es muy difícil porque puede ocurrir en otros ámbitos tanto familiar como, por ejemplo ahora que fue en un transporte. 

¿Cuáles fueron los puntos importantes para detectar esta situación?
-El llegar más tarde del horario habitual, el estado de shock en el que se encontraba la nena. El pueblo está indignado. Hay que señalar que la Municipalidad estuvo presente en todo momento. Dijeron que lo iban a apartar, y que la Justicia se encargue y así lo hicieron. Incluso emitieron un comunicado.




Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :