SANTA CRUZ

La mujer atacada en Puerto Deseado reconoció a uno de los detenidos por caso

El juez Oldemar Villa confirmó que un hombre de 24 años y un menor de edad son los autores de la violación de la mujer de María Mercedes, de 44 años, y del crimen de su hijo, de cuatro.

En una conferencia de prensa realizada esta madrugada en la localidad de Puerto Deseado, provincia de Santa Cruz, el juez Oldemar Villa confirmó que un hombre de 24 años y un menor de edad son los autores de la violación de la mujer de María Mercedes, de 44 años, y del crimen de su hijo, de cuatro.

Uno de los dos detenidos fue reconocido por María Mercedes y luego confesó haber participado de la violación de la mujer y el crimen de su hijo. El otro detenido es un menor de 16 años.

"Se confirma la detención del joven que la policía de Santa Cruz ayer puso a disposición de la justicia", se informó esta madrugada en un comunicado.

En ese marco, se agregó que "nuevas evidencias encontradas por la fuerza y declaraciones de testigos permitieron al juez ordenar la detención".

Para el juez, “evidentemente hay un importante componente de sexismo y de odio hacia el sexo femenino, el robo creo que fue una consecuencia”.

María Mercedes llegó alrededor de las 18.30 en una ambulancia al Juzgado de Instrucción y fue bajada en una silla de ruedas.

La mujer reconoció al agresor por su fisonomía y su voz. Lo hizo en una rueda de reconocimiento de la cual participaron tres de los cuatro sospechosos del brutal ataque del jueves pasado. La mujer y su pequeño hijo de cuatro años caminaban junto al mar y fueron abordados por dos hombres que los amenazaron con un cuchillo y los obligaron a entrar en una cueva entre las rocas.

Según los investigadores, todo ocurrió cuando la mujer y su hijo, que viven en Salta y estaban de visita en esa ciudad, caminaban por la playa Cavendish, ubicada a poco más de un kilómetro del centro de la localidad balnearia de Puerto Deseado.

De acuerdo a los datos que pudo aportar la víctima a la policía, en ese momento ambos fueron sorprendidos por dos hombres que los amenazaron, la obligaron a caminar hasta una cueva, ya que el lugar está rodeado de acantilados, y luego la atacaron con el objetivo de abusar sexualmente de ella. En medio del ataque sexual y mientras uno de los agresores amenazaba a su hijo con un cuchillo, la mujer se desvaneció, por lo que los delincuentes, al creerla muerta, se llevaron al chico, a quien asesinaron a golpes y dejaron abandonado en la misma zona, a pocos metros de donde se hallaba su madre.

La rueda de reconocimiento terminó a las 23.45 de este sábado. María salió otra vez en silla de ruedas del juzgado. Conmocionada y llorando, recibió un aplauso sostenido de la gente que había llegado al lugar para apoyarla. También gritaban que seguirán pidiendo justicia por ella y su hijo.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :