SU DEUDA EN DÓLARES ES DE LAS MÁS BAJAS

Corrientes, con bajo riesgo cambiario

Lo indica una prestigiosa consultora de finanzas. Se suma esto a la renegociación de la deuda en pesos que el Gobierno provincial concretó con la Nación. Los recursos provinciales se destinan principalmente a salarios.

Cbservadores políticos y económicos locales hicieron notar ayer que la provincia de Corrientes tiene un riesgo cambiario casi inexistente en materia de deuda, debido a una "política de estado en materia de deuda en dólares que es de gran responsabilidad", comentó a EL LIBERTADOR una de esas fuentes.

En efecto: la Provincia figura en el lote de siete provincias que menos deuda tienen en moneda extranjera -menos de 50 millones de dólares-. Así lo consignó en su suplemento económico el diario La Nación en su edición de la antevíspera.
Las provincias en su conjunto adeudan 20.466 millones de dólares. El matutino porteño, citando un informe de Quantum Finanzas, la consultora que dirige Daniel Marx, indica que la deuda pública provincial con el sector privado representa, en promedio, el 27 por ciento de sus ingresos totales e implica un pago promedio anual de intereses del orden de 5 por ciento de los recursos totales que les entran. Buenos Aires y Chubut tienen niveles de endeudamiento relativo superior al promedio, mientras que Santa Fe es el caso extremo de muy bajo endeudamiento. Un caso único es San Luis, que directamente no registra deuda en dólares.
Con menos de 50 millones de dólares de duda, figuran Formosa, Misiones, Corrientes, Santiago del Estero, Tucumán, Catamarca, La Pampa y Santa Cruz.
Por el lado de los ingresos -añade el informe-, el grado de independencia respecto de la Nación fue mayor en Neuquén y Chubut -regalías por explotación petrolera- y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba), donde hay una concentración geográfica de empresas y servicios; mientras que las provincias del norte dependen fuertemente de esas transferencias. Por el lado de los gastos, la posibilidad de reducirlos es compleja porque en promedio 60 por ciento del gasto primario va a salarios y beneficios de la seguridad social.
Hay que recordar, además, que la Administración correntina logró la reestructuración de su deuda, con lo cual no sólo se reprogramaron los vencimientos, sino que la Provincia logró ponerle un tope a los intereses con los cuales fue tomada originariamente.
La reducción de intereses va a generar un impacto positivo en las arcas del Tesoro provincial, ya que el ahorro generado alcanza los 1.500 millones de pesos para el ejercicio económico 2020, generando así mayor certidumbre económica.
El nuevo esquema de la deuda correntina logrado por el gobernador, Gustavo Valdés ubica a la provincia de Corrientes entre los distritos con menor impacto de deuda pública.
 
RENEGOCIACIÓN 
NECESARIA 
 
Un informe suscripto desde Córdoba por la periodista Gabriela Origlia del matutino de los Mitre, indica que los gobernadores -igual que las empresas- están entre los más expectantes a los movimientos de Alberto Fernández, presidente electo, por el reperfilamiento de deuda. Es que la mayoría de las provincias analizan renegociar sus vencimientos de 2020 en un escenario desafiante, presionadas por la devaluación y por la caída de ingresos propios y de la coparticipación federal de impuestos. Para poder avanzar en sus propias negociaciones, los mandatarios requieren del paraguas nacional.
Quantum Finanzas, la consultora que dirige Daniel Marx, indica que la deuda pública provincial con el sector privado representa, en promedio, el 27 por ciento de sus ingresos totales e implica un pago promedio anual de intereses del orden de 5 por ciento de los recursos totales que les entran. "Buenos Aires y Chubut tienen niveles de endeudamiento relativo superior al promedio, mientras que Santa Fe es el caso extremo de muy bajo endeudamiento. Lo mismo se observa en términos de pago de intereses anuales", agrega.
"Si se dilata el tema y no se resuelve pronto a escala nacional, empezará a ser un problema para los gobernadores -explica a La Nación Virginia Fernández, una de las autoras del trabajo-. Ya diciembre, con el pago del aguinaldo, aparece complicado; hay que ver qué distritos lo pueden atender con recursos propios y si hay algunos que deben negociar con Fernández para un adelanto de coparticipación o de un aporte transitorio del Tesoro. El objetivo será cerrar el año tranquilos".
La mayor necesidad de fondos en 2020 es de Buenos Aires, con 2.000 millones de dólares; Caba, 700 millones de dólares; Córdoba y Neuquén, 250 millones de dólares cada una. Para Buenos Aires la mayor presión recaería en enero -280 millones de dólares- y junio -600 millones de dólares-.
Las provincias suman deudas por 20.466 millones de dólares, de las que Buenos Aires concentra el 53,7 por ciento, con 9.822 millones de dólares. Le siguen Córdoba, 2.594 millones de dólares; Caba, 1.663 millones de dólares. Más atrás están Chubut, 878 millones de dólares; Mendoza, 736 millones de dólares; Entre Ríos, 739 millones de dólares; Santa Fe, 645 millones de dólares y Salta, 479 millones de dólares. San Luis es la única que no tiene deuda en dólares. Debajo de los 400 millones de dólares están Chaco, San Juan y Río Negro y con menos de 50 millones de dólares, Formosa, Misiones, Corrientes, Santiago del Estero, Tucumán, Catamarca, La Pampa y Santa Cruz.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :