FRENTE A LOS GALPONES DE ERSA

Violento enfrentamiento entre la Policía, vecinos y choferes de colectivos

Durante la siesta, agentes de la Policía y trabajadores de la empresa de transporte urbano, junto con vecinos del barrio Santa Marta, protagonizaron una batalla campal que terminó con varios heridos. La violencia se desató en medio de las negociaciones entre los empresarios y representantes de la UTA, por el incumplimiento salarial.

Ayer, momentos de tensión se vivieron en las inmediaciones de los galpones de Ersa, en el barrio Santa Marta, donde la Policía contuvo el violento accionar de los choferes autoconvocados y los vecinos de la zona, tras dos días de conflicto entre la UTA y los empresarios, que desencadenó en el paro del servicio de corta, media y larga distancia.

Las manifestaciones se iniciaron durante el mediodía, cuando los choferes se dirigieron al ingreso del predio donde se ubican los galpones de Ersa, para expresar su malestar con la empresa por el incumplimiento salarial de la escala nacional (ver página 3). 
Allí, las fuerzas de Seguridad se apostaron en el ingreso para custodiar la zona e intentar desbloquear el paso en caso de que las unidades empiecen a salir. Horas antes, los choferes de la empresa Turismo Miramar decidieron reanudar el servicio y sus unidades circularon con custodia policial.
En un momento, los choferes, junto con los vecinos, empezaron a tirar piedras y baldosas al personal policial, que se defendió con gases lacrimógenos y balas de goma. 
La batalla campal duró pocos minutos y dejó varios heridos y algunos detenidos. El secretario general de la UTA, Rubén Suárez, también resultó con lesiones en su cabeza.
Finalmente, minutos antes de las 16, la tensión cesó, luego de que el propio Suárez anunció que lograron que los empresarios se comprometieran a pagar los salarios de los choferes con la escala nacional.
 
MINISTERIO DE 
SEGURIDAD
 
Desde la cartera de Seguridad de la Provincia, emitieron un comunicado luego de diversas versiones sobre lo ocurrido.
En él, explicaron el dispositivo desplegado para "proteger a usuarios y trabajadores del transporte público", por los diversos grupos especiales, como la División Infantería, Policía de Alto Riesgo y el Grupo Táctico Operacional. "Se dispuso que dos motopatrullas acompañen a las unidades de colectivos que empezaron a cumplir con sus respectivas trazas", indicó el comunicado.
Por otro lado, con respecto a la zona de los galpones, desde el Ministerio aseguraron que el grupo de efectivos apostado frente a los galpones se encargó de "garantizar la integridad física de los trabajadores que se disponían a reiniciar su jornada laboral".
"Sin embargo, por causas que no fueron esclarecidas, trabajadores, empleadores y un referente sindical originaron un altercado que incluyó golpes, piedras y la Policía, para evitar que se desmadre la situación, actuó en consecuencia para restablecer el orden en la zona", informaron y agregó que, al igual que varios choferes, algunos agentes terminaron heridos. "Uno de ellos debió ser hospitalizado con fractura de tabique", expresaron.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :