TRAS CURSAR EN LA SUBSEDE DEL IFD EN CONCEPCIÓN

Alumnas santarroseñas se recibieron de enfermeras

SANTA ROSA. Luego del esfuerzo que les demandó trasladarse frecuentemente hasta el Instituto de Formación Docente (IFD) de Mburucuyá, Subsede Concepción, un total de siete estudiantes santarroseñas de la Tecnicatura de Enfermería aprobaron recientemente su última materia de la carrera y lograron cumplir con el objetivo de recibirse.
 
LAS EGRESADAS
 
Se trata de Mercedes Fernández, Silvina Lagraña, Carolina Sánchez, María Madroñal, Alejandra Romero, Yohana Quintana y Analía Sosa, que se graduaron en la última semana y en la ocasión agradecieron el apoyo que recibieron desde la Comuna, al haber facilitado el transporte durante los últimos tres años, para que los estudiantes puedan cursar la tecnicatura. 
Analía Sosa, una de las nuevas profesionales de la localidad, expresó: "Aún no caigo, sigo con muchos nervios y es un sueño cumplido", agregó además que "si bien ahora restan unos trámites para la adquisición final del título, lo más importante es que se finalizó este camino".
Sobre cómo comenzó este trayecto poco más de tres años atrás, Sosa relató en diálogo con FM La Ruta: "Me dieron la información en Saladas, y la verdad que me gustó la propuesta y fui a probar. Y así le pasó a varias de mis compañeras"; a la vez que sostuvo: "Ahora el gran objetivo, es poder trabajar en mi pueblo". "Mi sueño es atender pacientes y trabajar en el hospital; porque estamos capacitadas para emergencias, está en nuestras manos salvar vidas".
Respecto a su trayecto formativo y prácticas profesionales, realizó un breve repaso cronológico y explicó que "el primer año se cursó en Concepción; el segundo año surgió la posibilidad de hacerlo en Santa Rosa, donde además se contó con mucho apoyo del director del hospital local". "Tuvimos muchas enseñanzas de parte de las enfermeras de mayor experiencia, quienes con mucha paciencia nos guiaron en todo momento y gracias a ellas también, pudimos llegar a la meta", precisó. En tanto que recordó que "al comienzo los estudiantes debieron trasladarse en moto, prácticamente todos los días, sin importar la lluvia, el frío o el calor, porque la institución se encontraba a muchos kilómetros de distancia". "Ya en el segundo año, con la ayuda de la Municipalidad, pudimos alquilar una combi y continuar asistiendo a clases normalmente".

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :