fueron depositados en el panteón de gendarmeria nacional de La Chacarita

Los restos de Karacic descansan en paz

Después de tres días de investigación, la Justicia otorgó el cuerpo a la familia del Comandante Mayor que falleció tras dispararse con un arma de fuego. Su esposa, con el patrocinio del abogado de la fuerza nacional, exigió que aceleraran la entrega para poder llevarlo a su lugar de reposo eterno. En su impecable foja sólo cosechó afectos y elogios de la superioridad y subalternos. 

El cuerpo del comandante mayor y ex titular de la Agrupación 3 de Gendarmería Nacional, Juan José Karacic arribó ayer al Panteón de la fuerza en Chacarita. "Gracias a Dios sus restos mortales descansan en paz", manifestaron desde la superioridad. 

La despedida tuvo un emotivo acto en el que familiares, amigos, subalternos y la cúpula de Gendarmería rindieron honores a quien marcó un antes y un después en la lucha contra el narcotráfico en Corrientes, teniendo en los últimos meses un rol más que destacado a escala nacional. 
La espera fue bastante, y fue su esposa, con un representante legal de Gendarmería quien reclamó urgente la entrega del cuerpo, luego de ver dilatadas las investigaciones en territorio correntino. Luego de tres días, pudo ir hacia Buenos Aires, con el alto mando encargado de dirigir el cortejo fúnebre. 
Es que sólo fueron palabras de agradecimiento y de buenos recuerdos las que esbozaron sobre el Comandante Mayor, quien será reemplazado en la titularidad de la Agrupación 3 por el misionero, comandante principal Manuel Blas Bogado. 
 
UN EJEMPLO 
DE CONTRACCIÓN 
AL TRABAJO
 
Karacic se desempeñó durante 32, la gran mayoría del tiempo lo pasó en unidades del Norte, como  Clorinda, Formosa, Chaco, Jujuy, Corrientes, Misiones y Salta. 
En cada lugar comandó unidades de investigaciones de narcotráfico. "Y tuve la suerte de haber participado en una innumerable cantidad de misiones de paz, en nombre de las Naciones Unidas, representando a nuestro país", remarcó en una entrevista con EL LIBERTADOR TV de hace un par de meses atrás, para recordar así innumerables misiones de paz, colaborando en Bosnia, en Kosovo, en Timor Oriental. 
Entendió que el rol de un gendarme es representar y proteger al país de cualquier amenaza, aplicando sus últimos esfuerzos a luchar contra delitos graves como el narcotráfico y la trata de personas. Varios de los operativos que encabezó fueron noticia nacional, saludados por la plana mayor del Gobierno central. Un valor de una fuerza clave para la soberanía nacional. 

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :