PEDIDO DE REAPERTURA DE PARITARIAS

Aerolíneas: tras 10 horas sin vuelos, los sindicatos levantaron la medida de fuerza

Personal de la compañía ya empezó a atender a los pasajeros en algunas ciudades. Pero los vuelos recién terminarían de normalizarse durante el fin de semana.

Otra vez caos para viajar en Aeroparque. En esa terminal aérea y otras estaciones del interior del país, una sorpresiva protesta gremial de aeronavegantes en reclamo de la reapertura de paritarias afectó seriamente la operación: hubo más de 240 vuelos cancelados y más de 30.000 pasajeros afectados por las asambleas de cinco de los sindicatos del sector.
 
Tras 10 horas de interrupción de los servicios, y ante los nervios de los pasajeros varados en todo el país, los sindicatos finalmente levantaron la medida de fuerza. De esa manera el engranaje volvió a girar, pero aún no se sabe cuándo volverá la normalidad.
 
Pasadas las 18 horas lo que se podía observar era que los empleados volvieron a sus puestos de trabajo y eso generó una mezcla de aplausos irónicos e insultos por parte de los pasajeros que esperan desde hace horas. Los vuelos que estaban programados para después de las 19.30 saldrían con algunas demoras, todos los anteriores deberán ser programados y se evalúa que recién terminaría todo ese proceso durante el fin de semana.
 
En Tucumán, Córdoba y Mendoza, por mencionar algunas provincias, la atención al público también se reinició aunque los primeros vuelos hacia Buenos Aires saldrían recién mañana.
 
En el medio quedaron como rehenes miles y miles de personas, más de 30 mil afirman las autoridades. Todas con una historia para contar. En Ezeiza por ejemplo un hombre debió ser atendido por un principio de paro cardíaco: se desplomó al suelo y lograron reanimarlo a tiempo. En Aeroparque una madre junto a su hija de cuatro años paciente oncológica, pedía por favor que la ayuden para sacarla del caos de gritos y bronca que se percibía en el hall.
 
Las asambleas comenzaron temprano y estaba previsto que terminaran a las 10 de la mañana, pero finalmente siguieron hasta después de las 17 horas sin que saliera ningún vuelo. Cada media hora, una empleada de Aerolíneas solicitaba por los altoparlantes que los pasajeros reprogramaran sus vuelos directamente por la página o la aplicación web. Desde la empresa avisaron que intentan reubicarlos en otros vuelos. Y anticiparon que les descontarán el día a los empleados que participaron de la medida de fuerza y que presentaron una denuncia en el Ministerio de Trabajo.
 
A la discusión por el salario futuro de los trabajadores del grupo Aerolíneas y Austral se suma otra discordia: el alcance de la cláusula gatillo que habían arreglado en el último acuerdo salarial, si el escenario inflacionario superaba el 17% pautado. ¿La discusión? Si el arreglo debía incluir o no septiembre, cuando la inflación, una de las más altas del año, alcanzó nada menos que el 6,5%.

En diálogo con el canal TN, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, subrayó que la situación "es increíble", y explicó: "El Gobierno argentino hace un gran esfuerzo para acompañar en este momento a Aerolíneas Argentinas, cuyos números están en rojo, como siempre en los últimos años, y los veníamos reduciendo. El precio del petróleo aumentó, la devaluación impactó, hay menos argentinos que vuelan al exterior".

La protesta es llevada adelante por los gremios de pilotos (APLA y UALA), así como el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA), que están realizando asambleas en la terminal aérea porteña y en otras del interior del país.

A ellos dirigió Dietrich cuando les pidió "un esfuerzo": "Este mensaje se le doy a los dirigentes sindicales. Todos estamos poniendo el hombro, con un presupuesto equilibrado que es fundamental para el desarrollo del país, para la generación de empleo, para que tengamos estabilidad... Y Aerolíneas no es un caso excepcional".
 
Por su parte, desde la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), Ricardo Cirielli reclamó en TN que "la empresa no pagó el 100% del salario". Si bien aclaró que "los compromisos asumidos desde el año pasado se venían cumpliendo correctamente", señaló: "En la última reunión que tuvimos no sólo nos avisaron que no nos iban a pagar lo que debían sino que la próxima pauta salarial 2018-2019 recién van a concretarla el verano próximo. O sea que no nos pagaron lo que nos deben y, a su vez, van a congelar los salarios por cuatro o cinco meses mas".

Pablo Biró, Secretario general de Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) pidió disculpas a los pasajeros afectados: "Son rehenes de la familia Dietrich. Pero no fuimos nosotros los que pusimos al Ministro; no tenemos la posibilidad de manejar los jueces para que metan presos a los corruptos".
 
Según Biró, "podrían poner una conciliación obligatoria... Nadie nos llamó". Agregó que "debe quedar claro que esta es una retención de tareas porque no pagan los salarios. El Ministro no nos dejó alternativas: nos empujan a un conflicto para destruir la línea aérea de bandera".
 
Cirielli agregó que por la crisis del sector "ya se han devuelto seis aeronaves entre LAN y Andes, lo que implica menos puestos de trabajo, y las han devuelto porque la revolución propiciada por este Gobierno es falsa. Esta revolución trajo desocupación, es ajuste". Según él sindicalista, "el ministro Dietrich miente permanentemente cuando dice que mejoró la actividad aeronáutica. Nada es así".
 
¿Cuándo se levantarán las asambleas? Biró aseguró que "si no pagan los salarios, no van a terminar", y agregó que "los aeropuertos argentinos y los cielos argentinos van a ser defendidos por los trabajadores aeronáuticos".

El último viernes hubo una medida similar del sexto gremio que agrupa a trabajadores de la empresa, la Asociación de Aeronavegantes.

Los pasajeros afectados podrán cambiar sus pasajes por otras fechas o destinos durante un lapso de 30 días, a través de la misma vía por la cual los compraron. Para consultas puntuales sobre los vuelos cancelados la empresa habilitó la línea 0810-222-86527.

"La medida de fuerza consiste en la realización de asambleas en los principales aeropuertos, impidiendo el normal desempeño de tareas. Dichas asambleas buscan afectar el servicio de la compañía. Las asambleas comenzaron a partir de las 7 de la mañana", anticipó Aerolíneas en un comunicado a primera hora del día. 

Fuente: Clarín

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :