ROSENKRANTZ Y LORENZETTI

Se recalienta la interna en la Corte

Rosenkrantz ordenó, a través de una resolución interna, que el secretario general de Administración proceda a recuperar las claves necesarias para la administración del Centro de Información Judicial (CIJ), la web oficial del máximo tribunal. El santafesino respondió con una contundente carta. La novela podría continuar.

La Corte Suprema es el escenario de una interna abierta entre ministros que creció en los últimos días y que ayer se convirtió en un escándalo. 

El nuevo presidente, Carlos Rosenkrantz, acusó a su antecesor, Ricardo Lorenzetti, de haber vaciado el área de comunicación del tribunal.
 La respuesta de Lorenzetti fue incendiaria: dijo que estaba "sorprendido" por "semejante mediocridad". Que Rosenkrantz pretendía privatizar el sitio de noticias judiciales y que se había apartado de la "política de género" y de "protección de la mujer" promovida desde la propia Corte. Lo más insólito no fue el tenor de la pelea, sino su publicidad. El ida y vuelta fue con notas formales y públicas.
Rosenkrantz firmó anteayer una resolución en la que responsabilizó a Lorenzetti de haber desmantelado, justo antes de dejar la presidencia, la Secretaría de Comunicación de la Corte, haberla dejado acéfala y haber puesto "en riesgo la continuidad operativa del Centro de Información Judicial (CIJ)", el organismo responsable de difundir fallos y noticias judiciales, comprometiendo -escribió- sus "trascendentes objetivos".
Denunció que su antecesor había trasladado a María Bourdin, que era la secretaria de Comunicación; a su segundo, Pablo Méndez, y otros "diez agentes", con lo que el plantel de esa secretaría pasó de 18 personas a seis. "Quedó sin personal suficiente para cumplir sus importantes competencias", dijo Rosenkrantz. Advirtió además que por una acordada de 2012 la secretaría depende en forma "directa" del presidente del tribunal y que él necesitaba, "de modo urgente", contar con "los medios para continuar el servicio" del CIJ, incluido "el acceso exclusivo e irrestricto a la página web".
Con estos argumentos, Rosenkrantz le encomendó al secretario general de administración de la Corte que recuperara la "totalidad de los dispositivos tecnológicos que posibilitan el manejo del sitio web" del CIJ. También, que garantizara "de modo urgente" la seguridad informática del sitio y "la administración exclusiva del mismo en cabeza del Presidente de la Corte".
 
DETENIMIENTO
 
La resolución se conoció ayer, cuando Rosenkrantz hacía su primera aparición como presidente de la Corte. Abrió junto con Mauricio Macri la conferencia del J-20, que nuclea a las cortes del G-20. En el acto estaban también los otros jueces del tribunal, incluido Lorenzetti.
Lorenzetti le contestó con una carta de cuatro páginas. Dijo entre otras cosas que Rosenkrantz había publicado una resolución "con ribetes de escándalo"; que eso era algo que nunca había sucedido "en los últimos años" y que era "propio de épocas que hemos querido superar".

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :