JORNADA HISTÓRICA

Aborto legal: Corrientes se dividió

Mientras el Senado de la Nación decidía a la suerte del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, se desarrollaron en la Capital deviseras actividades y manifestaciones favor y en contra de la iniciativa. Los militantes pro vida celebraron de una misa y luego marcharon hasta la Legislatura correntina para esperar la definición. Los defensores de la legalización de la práctica realizaron un pañuelazo y posteriormente participaron de una vigilia cerca del parque Mitre. 

PAÑUELOS VERDES
La posición a favor del aborto voluntario fue la primera en expresarse durante la tarde de ayer, con un nutrido grupo, conformado mayoritariamente por mujeres, que se congregó en la plaza Vera, a partir de las 16, para participar de un pañuelazo. La iniciativa fue impulsada por el Colectivo de Mujeres Organizadas de Corrientes, cuyas integrantes también se ocuparon de colocar pañuelos y cintas verdes en postes de luz, carteles y monumentos.   

 
PAÑUELAZO
 
La protesta se extendió hasta las 20 y fue custodiada en todo momento por un fuerte operativo policial, que contó con la participación de grupos especiales como la Infantería. 
Durante la tarde se pudieron escuchar, en ese tramo de la peatonal Junín, canticos como "arroz con leche yo quiero abortar", y "si no hay aborto legal, que quilombo se va armar". La última canción hacía referencia a atacar edificios públicos y quemar iglesias, como la Catedral, en caso de que la iniciativa parlamentaria no fuese aprobada.
 
TESTIMONIOS
 
En dialogó con EL LIBERTADOR, una de las manifestantes de nombre Agustina, comentó: "Estoy acá porque viví de muy cerca un aborto clandestino con mi mejor amiga y tuve la suerte que ella salió viva de ahí".
Continuando con lo anterior, explicó los motivos por los que apoya el proyecto de ley. "Queremos la ley para ser libres y poder tener posibilidad de elección como mujeres, para decidir qué hacer con nuestro cuerpo. Queremos que dejen de obligarnos a parir, porque lo peor es ser hijo de una persona que no te quiere", señaló.
Otra de las militantes feministas, llamada Sofía, expresó: "Nadie quiere el aborto como solución, pero si no te queda otra por qué tenés que someter al peligro de perder la vida a una mujer. Los senadores tienen que pensar en sus hijas, sus madres y sus hermanas, que pudieron haber sufrido esto; por eso esto va más allá de una creencia personal".
Para finalizar, la joven dijo que la legalización del aborto voluntario "es una deuda que tiene el Estado con las mujeres". "Si no sale la ley ahora, volveremos el año que viene. No vamos a parar hasta que el abortos sea legal, seguro y gratuito", setenció.
Una vez finalizado el pañuelazo, que también tuvo presentaciones artísticas, quienes estaban allí se trasladaron hacia la sede de la organización Asamblea Ciudadana, ubicada en avenida Vera al 1.400 y permanecieron en ese lugar hasta que culminó la votación. Mientras se trasladaban por las calles céntricas, las manifestantes fueron escoltadas por la Policía. 

PAÑUELOS CELESTES
Adiferencia de la manifestación a favor del aborto que se desarrolló por la tarde, los grupos pro vida se movilizaron al caer la noche. En primera instancia, se realizó una misa y posteriormente una multitudinaria marcha hacia la Legislatura correntina, donde se esperó la votación del Senado de la Nación.
 
MISA
 
La Iglesia correntina se adhirió a la convocatoria hecha por la Conferencia Episcopal Argentina para la realización, a escala nacional, de una "misa por las dos vidas", la cual se realizó partir de las 20. En la Capital provincial, la celebración eucarística tuvo lugar en la Catedral y fue presidida por monseñor Salvador Castaña, quien planteó una fuerte homilía que fue escuchada con atención por los fieles que colmaron el templo, llevando banderas y pañuelos de color celeste.
 
MARCHA
 
Una vez finalizada la celebración eucarística, alrededor de las 21, los participantes se dirigieron hacia la plaza Cabral, donde se unieron personas de diferentes sectores y credos para participar de la manifestación "Corrientes se ilumina por las dos vidas", organizada por la agrupación Correntinos por la Vida. 
Haciendo caso a la convocatoria que instaba a llevar dos velas, en representación de las vidas de la madre y el hijo, cientos de personas iluminaron calles céntricas, mientras los vecinos de la zona se iban sumando a medida que avanzaba la columna, coreando consignas como "toda vida vale", y "no al aborto señor Presidente, sí a la vida le dice la gente". 
Durante la marcha, una joven llamada Florencia expresó a EL LIBERTADOR: "Estamos acá para defender el derecho natural y fundamental de todas personas, que es el derecho a la vida. Espero que este proyecto de ley se frustre debido a que  actualmente es inconstitucional".
Por otra parte, una mujer de nombre Susana planteó: "Queremos que se salve al niño por nacer y a la madre. Para eso, nosotros los católicos tenemos que ayudar a las futuras madres porque esta difícil todo. Tendría que haber un lugar donde puedan ir esas chicas que no tienen contención para que las podamos ayudar".
Luego de recorrer arterias como España, Pellegrini y Salta, la multitud pro vida llegó hasta la plaza 25 de Mayo para empezar la vigilia a la espera de la votación del Senado, siempre bajo la atenta mirada de la Policía, aunque con un operativo mucho menor al que fue desplegado para quienes se expresaron a favor de la iniciativa parlamentaria. Una vez frente a la Legislatura, las luces del edificio cambiaron del color blanco al celeste, como muestra de apoyo a la campaña "salvemos las dos vidas" y se detonaron fuegos de artificio.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :