PROBLEMÁTICA EN CAÁ CATÍ

"Abusaron de nuestra confianza y ahora estamos a la intemperie"

Así lo expresó el tesorero de la Asociación de Pequeños Productores de General Paz, Emilio Esquivel, quien además aseguró que "en 2011, la organización le prestó la sede al hijo de un productor socio para que finalice su carrera de magisterio, pero desde el momento en que se recibió en 2014 se opuso a devolver el inmueble. También hizo la mensura y prescripción veinteañal, cuando al predio lo compramos con mucho esfuerzo en 1992", aseveró.

Luego de siete años desde que la Asociación de Pequeños Productores de General Paz, contribuyó con la formación profesional de un joven estudiante del Interior, prestándole su única sede como alojamiento, desde la organización resaltaron que fueron "estafados y hoy son más de 80 familias de productores, las que se encuentran a la intemperie".

El tesorero de la Asociación, Emilio Esquivel, se acercó a la Redacción de EL LIBERTADOR, donde destacó que "en 2011, por decisión de la Comisión Directiva, se le prestó la sede a Alberto Espinosa (hijo de un productor socio) para que finalice sus estudios; esa decisión consta por escrito en el Acta del día en que se aprobó el préstamo" y agregó: "El muchacho gozó de la vivienda del predio durante toda su carrera de magisterio, pero pese a que se recibió en 2014, se opuso a devolvernos el lugar". 
Detalló que "en 2014, se gestionaron mediaciones con el Juzgado de Paz de Caá Catí para que Espinosa desaloje la casa, ya que había pasado un tiempo prudencial para su formación"; a lo que agregó: "Fue un abuso de confianza, porque nosotros le prestamos la sede de buena fe, pero cuando le pedimos que la desocupe, comenzó a excusarse con que estaba construyendo su casa y necesitaba un tiempo. Llegamos a darle prórrogas de seis meses, pero cuando nos negamos a volver a hacerlo, cortó todo diálogo con la Asociación que lo cobijó". 
 
PROCESO 
JUDICIAL
 
 "Cuando fue citado por el Juzgado de Paz de Caá Catí, seguía pidiendo prórrogas. Firmó documentaciones en el Juzgado, y después dejó de presentarse; entonces el presidente de la Asociación, José Cardozo hizo la denuncia por usurpación y pasó al Juzgado Correccional Nº 2 de la ciudad de Corrientes", manifestó Esquivel, a lo que agregó: "Hace 15 días lo citaron a él y a su pareja, además de dos técnicos que trabajaban con nosotros y que tienen sus materiales de trabajo tomados bajo cadenas por este muchacho". 
Finalmente destacó que la decisión de avanzar con una denuncia por Usurpación fue en febrero de este año, porque se supo que "Espinosa hizo una mensura del lugar y la prescripción veinteañal", a lo que agregó: "Nos costó mucho comprar ese predio, lo tenemos desde 1992 y está a nombre de la asociación, somos dueños todos los activos de la organización que nuclea a más de 80 familias, por eso necesitamos recuperar nuestra sede, porque siempre hacíamos nuestras reuniones allí y llevábamos capacitaciones y asistencia para todos los productores; pero ahora ya no tenemos techo". 
"Ahora estamos en plena cosecha de almidón de maíz y miel de caña y necesitamos nuestra sede para comercializar y reunirnos, porque tenemos que estar vendiendo casa por casa nuestros productos al no contar con nuestra sede, abusaron de nuestra confianza y ahora estamos a la intemperie", expresó y agregó: "Confiamos en la Justicia, en tener una respuesta favorable, además tenemos la Personería Jurídica y los impuestos al día".

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :