FUROR POR PERDER KILOS

Nutrición: advierten sobre los riesgos de los batidos dietéticos

Son ofrecidos por vendedores sin formación profesional como reemplazo de alguna de las comidas diarias. Si bien pueden generar descenso de peso, no lo realizan de manera saludable ni sustentable en el tiempo. 

Ante el furor por los batidos dietéticos o desintoxicantes ofrecidos como reemplazo de alguna de las comidas diarias, nutricionistas advierten sobre los riesgos potenciales que esos productos representan para la salud. Instan a que las personas interesadas en bajar de peso acudan a profesionales y no caigan en los engaños de vendedores no capacitados en la temática.   

Bajar de peso y tener un cuerpo saludable es la obsesión de muchas personas y esa situación dio pie al surgimiento de una infinita cantidad de dietas o productos que prometen disminuir muchos kilos en poco tiempo. En los últimos años, la llegada de marcas internacionales, supuestamente especializadas en nutrición, expandió el consumo de los reconocidos batidos planteados como una manera natural y eficaz de llegar al cuerpo ideal. 
 
SITUACIÓN 
 
En ese contexto, EL LIBERTADOR entrevistó a la nutricionista (MP N° 172) del Departamento de Medicina Familiar de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste, Narella Colussi, para conocer su opinión profesional y especializada sobre estos productos. "La nutrición es una ciencia muy nueva y por lo tanto muy manipulada. Se plantea la idea de que como todo el mundo come, cualquiera hablar de alimentos y de esa manera se construyen distintos paradigmas que no necesariamente son los que se enmarcan dentro de una alimentación saludable", dijo. 
Ampliando lo anterior, expuso: "En el último tiempo han tenido un marketing muy importante los batidos desintoxicantes, algunos jugos, pastillas e incluso algunas combinaciones de alimentos que presentan un auge que antes no tenían. Sin embargo, no siempre se informa a la comunidad sobre la realidad de esos productos que se intentan promover".
Colussi planteó que en muchos casos los batidos son comercializados como "reemplazo de una de las comidas principales: desayuno, almuerzo, merienda o cena", y sobre ello fue contundente al decir que "desde el paradigma de la nutrición como ciencia, decimos que lo importante es el consumo de todos los grupos de alimento y que una persona no tendría por qué reemplazar una comida por un batido o un jugo".
Además, indicó que si los productos "están hechos en base a vegetales o frutas, como se los ofrece, las mismas propiedades que tienen esos elementos hechos jugo o batido las tienen constituyendo un plato principal en forma de ensalada, revuelto, suflé o cualquier otra preparación".
 
PELIGROS
POTENCIALES
 
Al ser consultada sobre el hecho de que personas sin formación profesional médica ni nutricional receten y comercialicen estos elementos, la licenciada sentenció: "Me parece peligroso para la salud que personas que no han sido formadas dentro del área de la nutrición, ni cuenten con la matrícula personal habilitante, promuevan estos hábitos o el consumo de determinados productos".
En referencia a los posibles riesgos para la salud, informó que "la Organización Mundial de la Salud ha sacado un informe muy interesante sobre diversos productos donde se da cuenta de que generaron hepatotoxicidad, trastornos en el funcionamiento del organismo y alteración en diversos órganos".
Los perjuicios para la salud "suelen suceder cuando estos batidos tienen ingredientes que se desconocen o cuando incluso se ofrecen pastillas que prometen la pérdida de peso o el aceleramiento del metabolismo", advirtió.
Luego, la magister internacional en nutrición especificó que si bien es posible que se descienda de peso ingiriendo batidos, no es una acción saludable ni sustentable. "Tienen el mismo efecto que ponerse una cinta en la boca y no comer por 15 días; no es sustentable a lo largo del tiempo. Nosotros creemos en un plan alimentario equilibrado y placentero", destacó.
Por otra parte, habló sobre los preparados caseros que algunas personas realizan en sus hogares licuando frutas o vegetales. "No son malos los batidos naturales, pero no reemplazan a la comida ni logran efectos mágicos", aclaró.
"La gente puede lograr descenso de peso y mejoramiento de la salud sin caer en dianas extravagantes. Lo pueden lograr incluyendo todos los alimentos que le gustan y la dosis de placer que todos necesitamos", explicó la especialista. "Mi recomendación es que siempre acudan a profesionales: médicos para un chequeo clínico general y a nutricionistas matriculados para la parte de alimentación", señaló. 
Para finalizar, recalcó: "Hay que decirle a la población que cuando hablamos de nutrición ya no concebimos más las promesas mágicas: no existe el mágico descenso de peso o el mágico mejoramiento del estado de la salud".

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :