TRAS SU PARTICIPACIÓN EN LA CÚPULA NACIONAL

Valdés, en el puesto de comando

Se abre paso como interlocutor privilegiado del radicalismo correntino. Participa en el debate y resolución de temas nacionales que no son necesariamente de gestión.

MESA CHICA. Valdés ya forma parte de la mesa servida del Gobierno nacional.

Gustavo Valdés se colocó en las últimas horas en el puesto de comando de la alianza Cambiemos que, junto a las medidas económicas, tendrá que hallar un camino político para emerger de la crisis de la corrida cambiaria cuyos alcances aún no se pueden medir con total certeza.

Valdés, en efecto, se sumó a la mesa chica junto a sus colegas gobernadores de Mendoza, Alfredo Cornejo (presidente, además, del Comité Nacional de la UCR); de Jujuy, Gerardo Morales y a los líderes parlamentarios del radicalismo Ángel Rozas (Senado) y Mario Negri (Diputados). Completó ese electo de selectos, el ex senador y ex titular del partido Ernesto Sanz, un hombre que, aún sin cargo formal alguno, sigue ejerciendo una suerte de liderazgo de hecho en el armado radical del país.
De esta manera se visibilizó un nuevo rol protagónico de Gustavo Valdés en la escena política nacional. Encarnó, sin lugar a dudas, el carácter de interlocutor privilegiado del radicalismo correntino en temas que no son de gestión.
En los hechos se ha convertido en uno de los mimados del Presidente, con juego propio en la cúpula de la UCR en la que participa, sin cargo alguno, ni partidario ni institucional, Ernesto Sanz y las dos espadas parlamentarias: Ángel Rozas y el diputado cordobés Mario Negri.
En la agenda con Macri se tocó el tema del malestar por los dichos recientes de Elisa Carrió, el avance en las negociaciones por la discusión del Presupuesto del próximo año y la relación con el PJ.
Tras su retorno a Corrientes luego de ese encuentro cumbre, Valdés informó al periodismo acreditado en la Casa de Gobierno que se habló del Presupuesto de 2019 y dijo que "nos tranquilizó la charla con (el ministro de Hacienda nacional, Nicolás) Dujovne", y agregó: "Sabemos que lo peor de la crisis ha pasado y el año que viene estaremos mejor". 
Dio detalles del importante cónclave y dijo que los principales puntos tratados fueron Presupuesto 2019 y el impacto de la corrida cambiaria.
"Estuvimos hablando de Presupuesto, de la cuestión económica y de cómo impactó la corrida cambiaria. Sabemos que hay más tranquilidad en el mercado, estamos en una crisis que no es fácil salir y tenemos que ver cómo impacta esta cuestión en el Presupuesto del año que viene", expresó.
"Corrientes tiene previsibilidad fiscal, trabajamos en las cuentas públicas y por eso los ministros de economía están reunidos con Dujovne (ver aparte) para trabajar en el presupuesto del año que viene", arrancó diciendo Valdés.
"Toda las crisis económicas nos terminan afectando", indicó Valdés y agregó: "Este es el momento en el que hacemos uso de los recursos que tenemos disponibles para estos imprevistos. Somos una de las pocas provincias con las cuentas saneadas y vamos a estar utilizando para no bajar el ritmo de la obra pública".
El Gobernador remarcó que fue "tranquilizadora" la reunión con el ministro Dujovne y dijo que "nos tranquilizó mucho la reunión porque hablamos de economía y los factores de recuperación de acá en adelante. Lo peor de la crisis ha pasado, hemos tenido los reflejos necesarios sin mayores consecuencias. Creemos que el año que viene será distinto, será mejor".
En la entrevista, el mandatario provincial fue consultado por las declaraciones de Lilita Carrió, quien la semana pasada había declarado que "maneja a la UCR" -su ex partido- desde "afuera".
La ocurrencia generó la reacción del partido centenario, que divulgó un fuerte comunicado contra la diputada nacional. "Lilita" intentó calmar la situación y atribuyó su frase de la polémica a un chiste.
En este sentido, Valdés aseguró "lo de Lilita fue un comentario, un mal chiste que no cayó bien en algunos lugares, pero el Presidente no tiene que contestar por Carrió. Esos chistes fueron incómodos sin lugar a dudas".

En primera persona
Se visibilizó un nuevo rol protagónico de Gustavo Valdés en la escena política nacional. Encarnó, sin lugar a dudas, el carácter de interlocutor privilegiado del radicalismo correntino en temas que no son de gestión. En los hechos se ha convertido en uno de los mimados del Presidente, con juego propio en la cúpula de la UCR en la que participa, sin cargo alguno, ni partidario ni institucional, Ernesto Sanz y las dos espadas parlamentarias: Ángel Rozas y el diputado cordobés Mario Negri.

"Corrientes tiene previsibilidad fiscal, trabajamos en las cuentas públicas y por eso los ministros de economía (entre ellos, Vaz Torres) están reunidos con Dujovne para trabajar en el Presupuesto del año que viene", informó el gobernador Gustavo Valdés.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :