DESTINO TURÍSTICO CORRIENTES: LA HISTORIA DE LA GRAN FIESTA POPULAR, 2ª NOTA
Último trayecto en "Los Caminos del Carnaval"
Lunes, 20 de Octubre de 2014
Con esta segunda de tres notas que realizó la Subsecretaría de Turismo de la Provincia, el informe especial se aboca, desde mediados del siglo XIX, a datos interesantes y curiosos de cómo ya se sentía el acontecimiento en tierra correntina, en especial en su Capital. Una lectura imperdible para quienes visitan estos días para disfrutar de la mega fiesta y para los propios correntinos.
EL HOY. Comparsa Tradición, en Paso de los Libres, con fuerte resonancia carioca.
n esta edición, se publica la segunda de las tres notas sobre la historia de los carnavales que realizó la Subsecretaría de Turismo de la Provincia, para reflejarlas precisamente en estos días de Feriados de Carnaval en todo el país, en el que la ciudad de Corrientes ostenta el título de Capital Nacional del Carnaval y en cada rincón del territorio provincial, un sello y una trayectoria especial.
 
CORRIENTES
 
1833: Si bien las manifestaciones carnestolendas se remontan desde épocas antiguas en Europa, de las que devienen las americanas, existen testimonios de sus celebraciones en Corrientes que datan del siglo XIX, como el Decreto del 1 de noviembre de 1833, suscrito por el gobernador, Pedro Ferré, el cual en su fundamento expresaba que "siendo nada conforme a las luces y civilización del siglo, la continuación en el país, del juego de máscaras, de cuyas correrías resultan casi siempre las desgracias que la experiencia ha demostrado tantas veces; el gobierno ha tenido a bien acordar y decretar: artículo 1º: Queda absolutamente prohibido en todo el territorio de la Provincia, el juego de máscaras...". Decreto del Gobernador Ferré, Registro oficial, 1833.
 
1858: No obstante lo anterior, años más tarde se publica un "Edicto de Policía" en el periódico local El Comercio, en febrero de 1858, en cuyo tercer artículo "se permite el juego de costumbre con moderación en las tres tardes de carnaval, desde las dos hasta las siete de ellas, prohibiéndose absolutamente el jugarlo en las tres mañanas de dichos días. Los agentes de Policía pueden apresar a cualquiera que faltase a esta disposición". (El Comercio, Corrientes, 2-1858. Archivo General de la Provincia).
Se transcribe la siguiente información: "Según los comentarios periodísticos hacia 1855 la diversión en estas fiestas populares consistía en juegos con pomos (frutas de cera) llenos de delicadas esencias que las señoritas devolvían con flores y confites. Por la noche recibían en sus casas particulares a las comparsas con serenatas y bailes. Se realizaban también bailes de máscaras en la Sala de Comercio. Sin lugar a dudas estas fiestas se fueron consolidando ya que para 1870 las comparsas son varias: Sociedad de Negros Mineros, Los hijos de Marte, Familia Extravagante… las competencias son de bailes, canciones y trajes (traídos de Buenos Aires)". 
Posiblemente el éxito de este corso dio origen en 1879 a la inauguración de un corso organizado con arcos en la calle Rioja y San Juan, adaptando el baile a la cultura y sociedad". (La libre navegación de los ríos, Corrientes, 18-2-1855).
 
1867: En tanto, otro periódico de la Capital correntina de 1867 señalaba: "Este divertimento verdaderamente popular fue prohibido por la autoridad policial, pero como uno de aquellos jueguitos de insensiblemente nos entusiasma, el pueblo en general se sobrepuso al Decreto y entró en batalla... Se ha visto a una de las señoras salir, de uno de los cantones, a mojar al señor Gobernador... También hemos sabido que por varias casas de las orillas de la ciudad hubo también sus bailecitos... No se puede quejar el pueblo: divertimentos han sobrado, y sin que como hemos dicho, tengamos que lamentar desgracias de consideración". (Eco de Corrientes, 8-3-1867).
 
1881: Los carnavales y el teatro Vera. Y entre tantas informaciones sobre la celebración carnavalera en Corrientes, "La Provincia", del 30 de enero de 1881, anunciaba la realización de "Un gran baile de máscaras en el Teatro Vera" (La Provincia, Corrientes, 30-1-1881), presumiblemente efectuado en el mismo, el cual se repetiría tradicionalmente, en el nuevo Coliseo, hasta 1960.
 
1899: Para certificar la presencia del carnaval en la Capital correntina en el siglo XIX, un periódico local de 1899 publicó el siguiente aviso: 
"La casa Rutt pone en conocimiento del bullicioso público que acaba de recibir gran surtido de artículos de carnaval. Todas las últimas novedades se encuentran aquí, manos, pies, caretas, narices, pelucas, chupita, serpentinas, huevos, confites, pimpollos, maravillosas panderetas, gaitas, cascabeles, bonetes con forros claros, confites revueltos, etc. Todo a precio de liquidación". (Corrientes, 31-1-1899). 
Antes de iniciar una relación, en sus aspectos más significativos, de las celebraciones carnestolendas entre 1900 hasta 1960, conviene aclarar que en 1845 se sustituye el alumbrado público en la ciudad (en 1897 existían 777 faroles a petróleo y en 1905 se crea la empresa de luz eléctrica). Conviene conocer, para comprender mejor las circunstancias en las que se desarrollaron inicialmente estas fiestas, que sus calles fueron adoquinadas a partir de 1889, con piedra que se trajo desde Montevideo, luego reemplazada por la piedra de Itatí, y los vecinos debían efectuar por su cuenta las veredas. (Andrés Salas, "La Arquitectura en Corrientes", Todo es Historia, 1986).
COMPARTÍ LA NOTA
ENVIAR NOTICIA A UN AMIGO IMPRIMIR NOTICIA
QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Nombre y Apellido
e-mail
Comentario
Ingrese los caracteres de la imagen
IMPORTANTE:Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

NOTICIAS RELACIONADAS
EDICIÓN IMPRESA

COTIZACIONES
Moneda
Compra
Venta
 Dolar 8,350 8,450
 Euro 10,800 11,350
 Real 2,580 2,750