Miércoles, 27 de Enero de 2021

Política Provincial »  "No estamos trabajando para ganar el Gobierno"

MARCELO LLANO, EX PRESIDENTE DE LA JUNTA, LLAMÓ A LA REFLEXIÓN

Así se desarrolló el diálogo con el ex Presidente de la Junta Electoral, doctor Marcelo Llano por LT25 Radio Guaraní de Curuzú Cuatiá. Fue días después de dialogar en La Otra Campana con Rubén Duarte y después que el líder de los intendentes, Tata Sananez, pusiera los puntos sobre las íes a la Intervención.


Desde el espacio al que pertenecés, se está trabajando con dirigentes de todas las localidades, de la Capital y del Interior, porque se tiene que resolver finalmente el tema interno en el justicialismo correntino, ¿no? [[img-127474]] [[img-127473]]
-Ya nos empezamos a mover. Estamos habilitando a que los compañeros de toda la provincia puedan organizarse conforme a sus realidades y estén en condiciones de competir en sus localidades. Tenemos la posibilidad de orientar y asistir para que estén en condiciones de desarrollarse y, partir de ahí, se verá cómo se da hacia arriba. En esto la Intervención no es clara. La falta de reglamento electoral es inaceptable. A partir de ahí viene la conformación de las listas provinciales de los distintos espacios.
¿No hay nada firme en este momento? ¿No existe un llamado a elecciones, una fecha o un día?
-No hay nada claro. Y esto es preocupante. La intervención ha dejado pasar mucho tiempo sin crear las condiciones para una elección que necesariamente debe ser en una fecha única para cargos partidarios y electivos. El peronismo no está en condiciones de hacer dos internas y luego de tres a cinco generales. Esto es obvio. No resiste ningún análisis. Y para que ello sea posible deben eliminarse las elecciones abiertas para que la elección sea a padrón cerrado. Está más que claro que no estamos en condiciones de hacer una elección con 700.000 electores y sería torpe dar la posibilidad de que en la interna del peronismo de la elección de candidatos el oficialismo pueda meter la cola. Acá no sólo hace falta una elección unificada sino una elección seria, que contribuya a la unidad del partido, con reglas de juego claras. El Interventor se ha encerrado sin abrir puentes de consenso con la dirigencia provincial y los resultados están a la vista. Una modificación parcial e insuficiente de la carta orgánica que no contempla las necesidades de tener una herramienta electoral apta para pelear el gobierno.
¿Está en manos del interventor Sotelo resolver esta cuestión?
-El Interventor tiene la suma del poder en lo formal pero lejos está de tener el poder real para hacer lo que quiere. No lo han podido hacer otros interventores que salieron muy mal de Corrientes. El partido está intervenido, sí, pero eso no significa que pueda actuar sin respetar a los sectores del partido y a sus dirigentes. El doctor Sotelo debió dialogar con todos los sectores para acordar las reglas de juego. En mi humilde opinión y en el cargo que yo tuve como presidente de la Junta Electoral, nunca me llamó para preguntarme cómo funciona la Junta, qué es lo que creo, qué es lo que debería incorporarse o sacarse. La única forma de ganar el gobierno es con el peronismo unido y hoy, lo que se está haciendo, no apunta a eso. El peronismo se va a unir, siempre que las internas sean transparentes. Hay que abrir la puerta a todos los compañeros, no a un sector, a todos, sino no vamos a ganar el Gobierno.
UNA SOLA ELECCIÓN
Es decir, que las elecciones internas, partidarias y electivas, en una sola fecha, deberían ser en abril o mayo. ¿Se va a hacer con el padrón viejo, con el que está?
-Las elecciones deben ser serias. Hay que perfeccionar la carta orgánica, consensuar el cronograma y el reglamento electoral, acordar dónde va a funcionar la Junta Electoral, quiénes serán sus integrantes y el personal auxiliar. Y definir la fecha teniendo en cuenta la realidad de que Corrientes está en el peor momento de la pandemia. Está claro entonces que hablar del 21 de marzo no es serio. Y no lo es porque hay cosas que hacer antes y porque pondría al peronismo en la boca de todos, de estar movilizándose en una interna cuando las medidas recomendadas por el Gobierno nacional sugieren que no haya reuniones de más de diez personas. Este es un tema, además, que excede al peronismo. ¿Vamos a permitir que alguien de afuera ponga en riesgo la salud del millón de correntinos? Sotelo se escuda muchas veces en Gildo Insfrán. Está claro que no podría pretender que en Corrientes se haga lo que él impide hacer en su provincia.
Estamos sin conocer sobre qué terreno pisamos…
-Me parece que se está subestimando a la dirigencia peronista de Corrientes. Leí expresiones muy fuertes del intendente Sananez. Es la opinión del conjunto del peronismo que seguramente pondrá límites a toda pretensión arbitraria. Yo creo que todos los compañeros sabemos cuál es el problema del justicialismo. No trabajamos en equipo y que cada uno de los que ocuparon, en su momento, cargos, fueron en beneficio únicamente de su sector y no del partido. Ese es el problema. Hablamos de la boca para afuera de la unidad, pero no predicamos esa unidad. Esto se vio patente en la distribución de los cargos nacionales en Corrientes.
¿Olfateás que hay espíritu de unidad entre los dirigentes del justicialismo o va a ser lo mismo de siempre? 
-Los dirigentes de base, la gente que nunca ocupó un cargo partidario, ni electivo, quiere la unión. Quieren la unidad y el gobierno. Ahora, vos te vas y te dirigís al otro sector, a la gente que siempre ocupó cargos, ya sea electivos o partidarios y te dicen: "Sí, sí", y nada más. Ahí no se predica la unión del partido. Lo cierto y real es que desde 1976 no tenemos un gobernador peronista. O sea, algún error estamos cometiendo. Y haciendo las mismas cosas tendremos los mismos resultados. Esta es la gran responsabilidad de la intervención.

El problema de los aliados

Los aliados, muchas veces han defraudado, ¿verdad?
-Hay muchos ejemplos, sin necesidad de hacer nombres. Muchos. Por eso yo propongo que se integren para ganar el gobierno. Ahí habrá espacios de participación y trabajo. En Diputados, los primeros siete del peronismo; en el Senado, los primeros tres del peronismo. Esto hay que arreglar de antemano. Resulta que nos vamos a las internas, te esforzás, llegás y cuando llega el egoísmo propio del peronismo correntino, vamos a hacer una alianza, a vos te tocaba el tercer lugar, pero con la alianza te mando al sexto. Entonces, una forma diplomática es que al que es contrario mío dentro de mi partido político, lo reemplazo. Y hay que jerarquizar a los congresales. Es el Congreso como en tiempos de Julio Romero, quien debe tener la última palabra en alianzas y corrimientos. Hay que desterrar los superpoderes que históricamente han sido mal utilizados muchas veces para meter paralelas en los pueblos en desmedro de los candidatos del partido.
Marcelo, estas cuestiones que me estás contando, por ejemplo, de que la Junta no debe funcionar en el edificio de la casa del partido, que la elección tiene que ser a padrón cerrado, ¿se las han pedido por escrito a Sotelo?
-Al doctor Sotelo, cuando recién asumió, me fui a hablar con él y le manifesté lo de la junta electoral. Y te digo lo que me pasó, sin ánimo de ofender, yo me fui para hablar con el Interventor, él estaba hablando con otra línea política. Yo esperé afuera. Salieron, yo entré a hablar con el Interventor en tres oportunidades y en todas ellas, siempre un dirigente de otra línea entraba y se sentaba al lado. Lo hacían para escuchar, entonces no podés hablar. Por eso es lo que yo te digo que manejan la casa del partido. Por eso es que la Junta no debe funcionar en la casa del partido. Va a traer problemas. A mí me pasó personalmente que yo no podía tener un minuto para hablar a solas con Sotelo. Yo estoy convencido que el Interventor no sabe lo que se puede venir si no actúa imparcialmente. 
¿Sotelo no está en Corrientes en estos momentos, no se hace presente en su oficina de la intervención?
-La verdad es que no sé porque no me llamó nunca más, en más de un año.
Hay que organizarse, organizar el partido y ahí pensar en la Gobernación.
-Así es. Te doy un ejemplo de la Junta, que es lo que más conozco. Cuando funcionó la Junta Electoral, nosotros inscribimos a todas las listas, no dejamos a nadie afuera. Los cinco miembros de la Junta nos pusimos ese objetivo. Había veces que la gente presentaba mal y nosotros le corregíamos y le hacíamos presentar bien. No es que le aceptábamos mal para rechazarle, pero los cinco miembros de la Junta teníamos el mismo criterio. Ningún funcionario del partido justicialista se fue un minuto a la Junta Electoral para preguntarme qué necesitaba. Ningún funcionario del partido justicialista me llevó una resma de papel. No estamos hablando de las computadoras o impresoras, sino de una resma de papel.

Falta vocación de poder

El denominador común, la ausencia de vocación de poder, sigue estando entre los dirigentes del justicialismo. Los dirigentes de siempre digo, ¿no?
-Sí, yo creo que nuestros dirigentes, desgraciadamente, tienen una vocación al cargo, no al Gobierno. Todos los que se postularon para candidato a gobernador y perdieron, después salieron diputados o senadores nacionales. Y se conformaron con eso. Pero nunca hicieron algo para que el peronismo realmente gane el Gobierno. Todos terminan con un cargo. Si el Gobierno nacional me eligió a mí para que yo sea candidato a gobernador y perdí… Y, retirate de la política.
Juegan para perder, digamos…
-No les interesa ganar. Por ahí les gusta manejar la caja de una campaña o hacerse conocer, pero acá hay que tener claro que si el candidato no tracciona, se perderán muchas intendencias hoy peronistas, y no se ganarán otras que podrían ganarse. Yo creo que ellos quieren un carguito o dos y se terminó. No construyen poder. No saben construir poder o no quieren. En la política es más importante el poder que el cargo.
Evidentemente, la organización no va a vencer al tiempo porque no hay organización.
-Hasta ahora no. Un año y medio perdido.  
La Carta Orgánica tiene algunas cosas positivas, ¿verdad?
-Sí, es importante la creación de los concejos municipales pero pregunto porqué ya no se hizo todo lo que debía hacerse, y porqué se esperó tanto. Ahora hay que retomar el tema contra reloj pero hay que hacerlo.
La Carta Orgánica se modificó entre gallos y medianoche, ¿no? Porque no se convocó a la dirigencia para buscar consensos…
-Es una buena pregunta. Es cierto que Sotelo tiene limitaciones. Debe cuidarse, pero esto es desde marzo. Y antes. Y si no está en condiciones de afrontar lo que se viene, debería pensar en dejar la posta en otro que pueda hacerlo. Quizás se convocó a una parte de la dirigencia, no a toda. Eso no sabemos. Lo que sí sabemos es que esto no sirve para construir la unidad.
A PASO FIRME
Las Paso están firmes, lo hablábamos temprano con Pascual Albanese. Finalmente, no prosperó el pedido de los 10 gobernadores que se reunieron hace algunas semanas en Resistencia, Chaco, pidiendo que por cuestiones económicas y operativas no se realicen las Paso a escala nacional. Finalmente, no prosperó ese petitorio y al día de la fecha, al menos, no van a cambiar las reglas de juego. De manera tal que, el sector de ustedes tiene chances ahora porque todos los candidatos a cargos nacionales podrán participar con boleta corta.
-Es importante diferenciar el plano nacional del local. Hasta ahora hablamos de lo provincial. La elección electiva nacional tiene otras reglas y es la gente la que elige en una elección abierta con fiscalización pública. Todas las listas competirán con boleta corta y en igualdad de condiciones. Son otras reglas de juego, otros tiempos. Y si hay varias listas, se suma lo que es importante para movilizar al partido y obtener el mejor resultado en las primarias, a un mes de la elección a gobernador. En esto, el dedo de Buenos Aires no incide y quizás hasta perjudique. Las elecciones se ganan o se pierden en Corrientes.
Esto serviría también como una suerte de elecciones internas abiertas, ya que se van a dirimir el candidato o los candidatos para las Cámaras alta y baja. Senadores y diputados nacionales van a estar incluidos en una lista para pugnar por ese espacio en las Paso nacionales, sería una suerte de interna abierta muy saludable para la política en general, pero en particular para Corrientes, que siempre hay problemas de las internas, ¿no?
-Sí, es como decís vos. El problema de Corrientes es que no tenemos legitimación política de nuestros dirigentes. Por eso no hay desde hace años conducción. Nadie quiere poner plata para una interna. Te digo, yo fui presidente de la Junta y, desde la línea "Vamos Compañeros", se dijo: "Vamos a poner cada lista 2 millones de pesos y pagamos el correo". Y nadie quiso poner dinero para la interna. Entonces, aprovechemos ahora que está la intervención para que se hagan cargo desde la conducción nacional del pago del correo y el costo de la interna. Yo pregunto: si nos dejan la interna abierta para un segundo acto, ¿quién se hará cargo económicamente, no sólo de las internas, sino del costo de varias elecciones generales?
Es lo mejor que nos puede pasar, por lo menos a nosotros, los correntinos. Cada provincia del país tiene una realidad totalmente distinta, pero acá va a ser muy saludable competir en igualdad de condiciones.
-Otra cosita. El tema del funcionamiento de la Junta Electoral. La Junta Electoral, ya sea que va a estar llevada a cabo a través de la intervención, no puede funcionar en la casa del partido. Y esto ya se lo dije a Sotelo, porque ahí va haber parcialidad. Porque hay un sector y voy a dar los nombres porque no tengo problemas, que son los de la cooperativa, que usan la casa del partido como si fuera su local, no del partido, sino de su línea. Ellos tienen llave de todas las oficinas, de la puerta de entrada y juegan de locales con la connivencia del Interventor que, por comodidad o lo que sea, deja que esto pase desde el comienzo. Entonces, no se puede hacer una inversión millonaria como está por hacer el Gobierno de Formosa, de pagar el Correo Argentino y después las urnas terminan en el partido. ¿Quién garantiza que no entre el bicho canasto como nos pasó con el tema de Julio Romero? Estaba Gendarmería en la puerta y entraron por la ventana y nadie vio nada y terminamos con el partido intervenido. 
Cambiaron las urnas o algo así, ¿no?
-Las violaron y metieron boletas sin siquiera doblarlas. Entonces, el tema de dónde va a funcionar la Junta Electoral es importante. Y otro tema, repito, no puede haber dos internas. Eso es una locura. En primer lugar, por el tema del Covid. Como se puede tomar esto con tanta ligereza. Hay que tratar la cantidad de elecciones. No es coherente desembolsar tanto dinero, que podría ocuparse para lo que viene después. ¿Qué se busca?