Sábado, 31 de Octubre de 2020

Sociedad »  "Ya se contabilizan 700 mil hectáreas quemadas en la provincia"

ALERTA ROJA

El director de Defensa Civil, Eulogio Márquez, ofreció un parte de situación sobre los incendios forestales que vienen azotando a distintos puntos del territorio correntino, producto de la intensa sequía reinante.


El director de Defensa Civil, Eulogio Márquez Márquez dio a conocer un informe de situación sobre los incendios forestales en el territorio provincial. Comentó en primer lugar “ya se contabilizan 700 mil hectáreas quemadas en la provincia, de las cuales aproximadamente mil corresponden a forestación”.

 

“Ayer fue un día de mucha preocupación, con momentos de zozobra, con un incendio de magnitud que estuvo en gran parte de la jornada descontrolado a las puertas de la localidad de Mburucuyá, causando serios perjuicios, al punto que se interrumpió el flujo eléctrico, que luego se repuso el servicio y hubo peligro real que el fuego avanzara sobre la población y los sectores de viviendas”, detalló el funcionario provincial.

 

De acuerdo al relevamiento efectuado, Márquez indicó que el fuego quemó zonas de campos, también una forestación, quintas de citrus, afectó vehículos, galpones de depósitos, resaltando el trabajo a destajo de las dotaciones de bomberos voluntarios de Mburucuyá, apoyados por sus pares de Saladas, Caá Catí y personal de guardaparques nacionales.

 

“Hubo un gran compromiso de todos, trabajaron las fuerzas vivas, el municipio, sector de salud, la Policía de la Provincia e incluso llegó apoyo el municipio de Paso de los Deseos que envió tanques con agua.

 

Para graficar la gravedad de la coyuntura, Márquez manifestó que “hasta las lagunas están secas producto del fenómeno climático que atravesamos por la sequía”.

 

Por su parte, al proseguir con sus explicaciones, Márquez habló sobre el otro incendio de magnitud registrado en la provincia, más precisamente en la zona del cañaveral seco en la Laguna Soto en Saladas, que también puso en riesgo a las viviendas. “Con mucho esfuerzo se lo pudo controlar y extinguir”, dijo al respecto.

 

“Esos dos incendios importantes fueron controlados y al día de la fecha estamos con incendios rurales de menores proporciones, producto de la intensa sequía reinante. Venimos de una gran seca, de días con mucho frío y heladas, el campo está amarillo. Es un cocktail perfecto para que se produzcan incendios”, agregó el máximo responsable de Defensa Civil.

 

Luego, mencionó que en la provincia funcionan 52 cuarteles de Bomberos Voluntarios, con 1.085 personas trabajando. “Sabemos y que el personal está exhausto y cansado, el trabajo es incesante con fuegos extremos por la seca”, aseveró.