Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Sociedad »  Prometedor emprendimiento rescata el arte de la soguería

HECHO EN CORRIENTES
Se trata de una manera ancestral de trabajar el cuero para elaborar artesanías. La técnica es utilizada por Hernán López, quien recientemente abrió un local llamado El Aromito, en el que ofrece productos de primera calidad.   
El Aromito, es un emprendimiento correntino incluido en la marca Hecho en Corrientes, que mantiene vivo el arte de la soguería. El mismo está a cargo de Hernán López, cultor de uno de los oficios más autóctonos del campo argentino: el de trabajar a mano el cuero crudo para crear artesanías y prendas criollas.
 La soguería, es uno de los trabajos artesanales más ancestrales de nuestro país y se remonta cuatro siglos atrás en el Río de la Plata, ante la necesidad del gaucho de elaborar elementos de uso diario a partir de los elementos propios de su entorno. Como muchas otras técnicas antiguas, ésta fue perdiéndose en el tiempo, dando lugar a trabajos con más tecnología y a la industrialización en serie. Sin embargo, una nueva generación de seguidores de este arte busca redescubrirlo y preservarlo, incorporando diseño y nuevos materiales, pero manteniendo siempre la esencia y la identidad propia del suelo en dónde nace.
Es el caso de Hernán, propietario de El Aromito, quien comenzó a indagar en el mundo de la soguería como un pasatiempo, que luego se convirtió en su trabajo a tiempo completo y en su pasión. "La soguería criolla es la técnica de crear en cuero crudo o en tiento de potro, productos como lazos, riendas, vainas, llaveros, billeteras y todo tipo de trenzas y costuras", dijo.
Sobre sus inicios en esta actividad recordó: "Aprendí a hacer algunas cosas en cuero y cada vez me fui perfeccionando más, aprendiendo nuevas técnicas y teniendo proyectos nuevos".
Las nuevas tecnologías no quedan afuera en la transmisión de técnicas ancestrales. Hernán recuerda pasar horas mirando videos en YouTube y contactando con maestros de varias partes del país, en sus inicios en este arte criollo.
"Cuando me vine a estudiar a Corrientes siempre veía que usaban cuenta ganado y cintos en cuero crudo. Tenía un amigo de Monte Caseros que me consiguió un poco de cuero y ahí hice mi propio cuenta ganado y forré mi propio termo", agregó.
Respecto de los artículos más solicitados en su local recientemente inaugurado, ubicado en España 1.037, dijo que son los cuenta ganado, las vainas para cuchillos en cuero crudo, los cintos anchos y las riendas.
El artesano contó que lo que más tiempo le demanda es el proceso de preparar el material. "En mi caso, elijo no hacer dos diseños iguales, entonces el resultado va a depender de la imaginación de uno y de la técnica que se emplee".
El Aromito es un emprendimiento adherido al programa Sello Correntino del Ministerio de Industria, Trabajo y Comercio de la provincia de Corrientes y lleva con orgullo la marca Hecho en Corrientes, distintivo que reciben aquellas empresas que deciden identificar a sus productos y servicios como bienes de elaboración local.
En este sentido, Hernán destacó que llevar la marca Hecho en Corrientes "es positivo, porque nos facilita muchas tareas, además de sentirse apoyado y acompañado en lo que uno crea y emprende. Se siente que hay un equipo que respalda nuestras acciones".
Desde el Ministerio de Industria, Trabajo y Comercio destacan que el programa Sello Correntino trabaja para identificar, distinguir y potenciar a las industrias y emprendimientos correntinos que, como El Aromito, apuestan al desarrollo local, preservando nuestro patrimonio cultural.