Sábado, 17 de Agosto de 2019

Política Provincial »  Macri llega a Corrientes, la única provincia que le daría una alegría

A 18 DÍAS DE LAS ELECCIONES PROVINCIALES
Se trasladará a Loreto, acompañado por el gobernador Valdés. Ya visitó 12 veces el territorio. Es la primera de 2019.
El presidente de la Nación, Mauricio Macri, llegará hoy al aeropuerto de Corrientes y de ahí se trasladará directamente, en compañía del gobernador Gustavo Valdés, a la localidad de Loreto. La agenda oficial contempla un evento en el portal del Iberá, donde el Jefe de Estado hablará a las 11.50 y un acto en el club social de la localidad, a las 12.30. Esta visita no sólo tiene significación institucional, también su significación es política.
Se trata de una señal para Valdés, en quien confía como aliado estratégico para que el próximo 2 de junio le dé en las urnas la única alegría que podría contabilizar el oficialismo nacional tras las ocho derrotas consecutivas que ha sufrido en el territorio electoral nacional.
Es así que esta visita presidencial abona la importancia que el poder central le da a las elecciones de Corrientes luego del impacto que últimamente sufrió en Córdoba.
El libreto oficial dice que en una nueva visita a la provincia, la primera de 2019, el presidente Mauricio Macri visitará Corrientes en el marco de una agenda oficial que lo llevaría al Interior provincial. La última visita de Macri a Corrientes había sido en junio del año pasado, y la 12ª presencia en la provincia.
Es la primera vez en la historia que la localidad de Loreto recibe a un Presidente. En la ocasión, Macri estará acompañado por el gobernador Gustavo Valdés y gran parte del Gabinete provincial.
Cualquier cosa que el primer mandatario vaya a inaugurar en Loreto, no será seguramente una obra de gran envergadura ni de gran trascendencia. ¿Para qué, entonces llega Macri? Hay que recordar que ya hicieron sus habituales visitas preectorales los ministros clave del Gabinete nacional, como lo son Rogelio Frigerio y Marcos Peña.
Ahora el turno es del propio Macri. Es obvio que la vanguardia del PRO busca aliados radicales de hierro para que en la Convención del lunes 27 vuelvan a imponer la ratificación de la alianza Cambiemos y, fundamentalmente, que apoyen la reelección de Mauricio.
 
CONVENCER
 
Es un duro trabajo de convencimiento, porque los mismos radicales correntinos declinaron "amablemente" utilizar el nombre de Cambiemos para las elecciones provinciales del 2 de junio próximo.
"Antes el nombre oficial de esta alianza era ECO + Cambiemos; ahora es ECO menos Cambiemos", comentó con ironía un observador político local.
Hace tiempo que no se escucha, además, la "alineación Nación-Provincia-Municipio" como la fórmula del éxito. Antes que se convierta en lo contrario (es decir, la fórmula del fracaso), prefieren simplemente dejar de mencionarla en los discursos oficiales.
Pero no sólo los radicales rebeldes tipo Ricardo Alfonsín o Federico Storani abogan por un divorcio del PRO. También sectores empresarios presionan para que Macri se baje de otro intento presidencial. Los más moderados apuran con el plan "V" (en alusión a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal), y otros miran decididamente hacia la alternativa que les puede ofrecer Roberto Lavagna a la cabeza de una coalición liderada por un peronismo "racional".
Así las cosas, los comentaristas políticos que se escuchan frecuentemente en los cafés cercanos a la Casa de Gobierno, no dudan en afirmar que Macri viene a Corrientes para blindar un distrito que considera propio.
Tras las derrotas electorales (ocho en lo que va del año), el Presidente espera oxigenarse con un triunfo del oficialismo provincial en las legislativas del 2-J.
En medio de las tensiones internas de Cambiemos con sus principales socios del radicalismo, la visita de Macri se inscribe en la certeza también de un casi asegurado triunfo del oficialismo local en esos comicios.
El gobernador Valdés viene sosteniendo en sus discursos que en estas elecciones de medio tiempo se plebiscitará su gestión, destacando su política salarial y la previsibilidad de su administración. Con ese eje discursivo, poco margen le queda para referirse a su relación con el Gobierno nacional. Macri le pedirá de algún modo que "corrija" esa falencia. 
Faltando dos semanas para la Convención radical que debe ratificar o no la alianza dentro de Cambiemos, el Presidente buscaría asegurarse el apoyo incondicional de Valdés y de Ricardo Colombi, que juegan en esas ligas mayores aunque es difícil medir qué peso específico ostentan.

PARA TENER EN CUENTA
Se trata de una señal para Gustavo Valdés, en quien confía como aliado estratégico para que el próximo 2 de junio le dé en las urnas la única alegría que podría contabilizar el oficialismo nacional tras las ocho derrotas consecutivas que ha sufrido en el territorio electoral nacional.

El libreto oficial dice que en una nueva visita a la provincia, la primera de 2019, el presidente Mauricio Macri visitará Corrientes en el marco de una agenda oficial que lo llevaría al Interior provincial. La última visita de Macri a Corrientes había sido en junio del año pasado, y la 12ª presencia en la provincia.

Los comentaristas políticos que se escuchan frecuentemente en los cafés cercanos a la Casa de Gobierno, no dudan en afirmar que Macri viene a Corrientes para blindar un distrito que considera propio. Tras las derrotas electorales (ocho en lo que va del año), el Presidente espera oxigenarse con un triunfo del oficialismo provincial en las legislativas del 2-J.